Mons. Jesús González de Zárate en la apertura de la ANP: «la parroquia es el rostro más cercano y concreto de la Iglesia»

08
Jul
2022

Caracas.- En horas de la tarde del viernes, 08 de julio de 2022, inició la II Asamblea Nacional de Pastoral, con la sesión inaugural en la que Mons. Jesús González de Zárate, Arzobispo de Cumaná y Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, dirigió palabras de salutación a los presentes.

“Luego de un largo camino de preparación y en medio de las expectativas crecientes del Pueblo de Dos que peregrina en Venezuela, inauguramos hoy la II Asamblea Nacional de Pastoral”, expresó Mons. González de Zárate en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello, ante cerca de 300 asambleístas. “La realización de este tipo de Asambleas fue un sueño del Concilio Plenario de Venezuela (…) se pretendía con ello prolongar el espíritu y modo de proceder sinodal que había reinado desde el mismo anuncio de la realización del Concilio Plenario”.

El Presidente de la CEV manifestó que el tema escogido para la asamblea, es de gran importancia y actualidad. “Sin lugar a dudas, la parroquia es el rostro más cercano y concreto de la Iglesia para la mayoría de los católicos de Venezuela”, señaló Mons. González de Zárate. Explicó que “a lo largo de estos días (…) profundizaremos en la identidad y misión de la parroquia que “soñamos” y necesitamos hoy en Venezuela” y afirmó que considera que para que una parroquia sea misionera y esté a la altura de los desafíos de los nuevos tiempos, “hace falta desarrollar el gusto espiritual de estar cerca de la vida de la gente”.

“El modo de actuación y relación de Jesús, es el modelo de una parroquia que hace la opción evangelizadora de estar en el corazón del pueblo”, indicó el Arzobispo de Cumaná. “Su entrega en la cruz, no es más que la culminación de este estilo que marcó toda la existencia de Jesús”, por eso, aseveró que, profundamente identificada con ese modelo, “una parroquia que quiera responder a los desafíos de los nuevos tiempos, complejos, convulsos, cambiantes, debe integrarse a fondo en la sociedad, compartir la vida con todos, escuchar sus inquietudes”.

Mons. González de Zárate indicó que “si queremos ser coherentes con nuestra fe, debemos tocar la miseria humana, la carne sufriente de los demás”, y puntualizó que “para una parroquia para los nuevos tiempos, la misión no puede ser un apéndice de su actividad» pues «La Iglesia vive para evangelizar, esa es su vocación y su dicha».

Prensa CEV
08 de julio de 2022

Comentarios