Fallece Sor Irene Nesi, Directora del INPAS, pedagoga y maestra de catequistas

18
Nov
2022

Caracas. El día de hoy, 18 de noviembre de 2022, falleció a los 76 años de edad, la hermana María Irene Lucrecia Nesi Speluzzi, Fma; religiosa Hija de María Auxiliadora, quien se desempeñaba como Directora del Instituto Nacional de Pastoral (INPAS) de la Conferencia Episcopal Venezolana, desde el 2019; y anteriormente, por más de 18 años fue Directora del Departamento de Catequesis del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano (SPEV). También entre muchas cosas, fue presidente y secretaria durante varios períodos de la Sociedad de Catequetas latinoamericanos (SCALA)

María Irene Lucrecia, nació en Buenos Aires, Argentina, el 2 de septiembre de 1946. Primogénita de Juan Armando Nesi y de Teodora María Catalina Blanca Speluzzi de Nesi, a quien se le llamaba con el diminutivo Dolly. Esto de poner tres o cuatro nombres como que era tradición familiar. La familia emigra a Venezuela cuando sus hijos estaban aún pequeños, en el año 1959.

Irene, con 12 años, entra a estudiar en el colegio María Auxiliadora de Altamira, donde se gradúa de bachiller. Allí se fue enamorando del espíritu salesiano que conquistó su corazón adolescente en contacto con las hermanas y el aire de familia que se respiraba. A los 16 años decide que será Hija de María Auxiliadora y entra al aspirantado con el ardor de sus años juveniles, dispuesta a darlo todo por Jesús y cobijada por la Auxiliadora, los dos grandes amores de su vida.

A punto de cumplir los 20 años hace su profesión religiosa, el 5 de agosto de 1966 y empieza a derrochar juventud y pasión por el reino en la comunidad en la que descubrió su vocación, el colegio María Auxiliadora de Altamira. Luego pasa a La Vega y de allí a San Cristóbal, Coro, Mérida. Va a Guatemala y México como estudiante de teología y al regresar de nuevo a Mérida empieza a ensanchar su pasión por el anuncio del Reino formado catequistas, desplegando su ardor evangelizador desde las aulas, el patio, la parroquia. Era como si su ADN se hubiera impregnado de un llamado especial convertido en anuncio del Evangelio.

Irene era licenciada en matemáticas y física, también en Ciencias religiosas. Sacó la especialidad y la Maestría en teología. Supo tejer una hermosa armonía entre la Ciencia y la fe para ponerla al servicio de la Iglesia a la que amó desde sus entrañas.

La Hna. Irene durante sus intervenciones  sobre la catequesis, de la cual era apóstol incansable, expresaba en algunas disertaciones que “se necesita una catequesis renovada para responder a los desafíos del siglo XXI, por lo que se requiere de un nuevo catequista y de una nueva formación que lo renueve y lo haga capaz de acompaña procesos de iniciación y maduración en la fe de los catecúmenos”.

Para la hermana Irene “El primer desafío es el cambio de perspectiva acerca de quién es el destinatario  de esta acción. Cada Vez se ve con más claridad que el primer destinatario de la catequesis es la persona adulta, por la capacidad de asumir en su libertad la respuesta a la llamada de Jesús, a seguirlo como discípulo y comprometerse como misionero”

“El primero que tiene que haber hecho la experiencia de un encuentro personal y transformador con Jesús vivo y resucitado es el catequista”

La Conferencia Episcopal Venezolana junto a la familia del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano, compartieron su más profundo sentimiento de comunión y esperanza ante tan inesperada perdida, uniéndose a la oración de familiares, amigos y de la comunidad de las Hijas de María Auxiliadora por el eterno descanso de su alma.

Han sido innumerables los mensajes de condolencias llegados de distintas partes de Venezuela y del mundo expresando «pesar y tristeza» por la partida de quien con pasión de mistagoga transmitió el Evangelio de Jesús como pedagoga y maestra de catequistas.

La misa exequial se realizará mañana sábado 19 de noviembre a las 8:00 am, en la casa Provincial de las Hijas de María Auxiliadora, en Altamira.

Prensa CEV
18 de noviembre de 2022

Comentarios

1 Comentario

  1. Haidee Narváez
    18 Nov 2022 22:19:01 Responder

    El cielo es su premio, para quien trabajo con amor y dedicación, por la construcción del reino de Dios. Descansa en paz hermana. Apreciada por los catequistas de la Diócesis de El Tigre estado Anzoategui, cómo gran formadora en los diferentes diplomados de Catequesis.

Dejenos su comentario