Mons. Fernández “cumplir su voluntad, siguiéndolo a Él con un corazón fuerte al estilo de María” durante celebraciones en la Diócesis de Trujillo

11
Oct
2022

Trujillo. El pasado fin de semana la Diócesis de Trujillo conmemoró varios acontecimientos de gran importancia histórica tanto para la Iglesia particular como para la ciudad capital del estado. El sábado 8 de octubre se cumplieron 40 años de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Paz junto con el primer aniversario de la toma de posesión de Monseñor José Trinidad Fernández Angulo como V obispo de Trujillo. El domingo 09 la misa de acción gracias en la Catedral tuvo las siguientes intenciones: 465 años de la ciudad, 65 años de la Diócesis de Trujillo y 55 años del Seminario Mayor Sagrado Corazón de Jesús.

En la eucaristía solemne del sábado 08 de octubre, celebrada a las 10:00 am en la Catedral “Nuestra Señora de la Paz”, durante la homilía Mons. Fernández hizo énfasis en el papel fundamental que desempeña María santísima como testigo y madre en relación a su Hijo Jesucristo, la Iglesia y cada creyente. ´´No olvidemos que un día ese Dios creció en el seno de María, y también puede crecer hoy en nuestros corazones, si por la fe creemos y en la esperanza sabemos dar sentido a toda nuestra vida mirando con valor, con coraje, el futuro´´ dijo el pastor.

Refiriéndose al significado eclesiástico de la coronación canónica de una imagen, el obispo recordó que hace cuarenta años, siendo seminarista de Mérida, él participó de aquel acto litúrgico celebrado en el estadio de Trujillo, motivo por el cual se mostró agradecido. ´´De este modo Dios ha querido traerme a estas tierras de sabios y santos.  La fecha del 8 de octubre fue escogida para mi toma de posesión como gratitud a la virgen, pues en medio de mis miserias humanas, Dios quiere hacer grandes cosas en el corazón y en la vida de todos los trujillanos¨ señaló Mons. Fernández.

En horas de la tarde, el Pbro. Gustavo Godoy, párroco de la catedral, junto al equipo de servidores, convocaron a la comunidad católica local para el rezo del santo rosario, la coronilla de la Divina Misericordia, oración ante el Santísimo Sacramento, concierto de alabanzas con el padre Pedro Terán y la segunda misa del día.

Mons. Fernández, Obispo diocesano junto a formadores del seminario y seminaristas

Celebración Conjunta

El domingo 10 de octubre se realiza la celebración eucarística, en acción de gracias en acción de gracias por la fundación de la ciudad, la diócesis de Trujillo, el Seminario Mayor y la llegada de las religiosas franciscanas a aquella ciudad colonial, en la catedral de la diócesis, presidida por el ordinario del lugar, acompañado del clero diocesano y con la presencia de autoridades civiles y militares de la región.

Mons. Fernández se refirió ampliamente al evangelio dominical destacando las implicaciones de la Palabra de Dios en la vida de cada cristiano. Inspirándose en la actitud agradecida de aquel leproso que regresó, el único de los diez que Jesús había curado. El obispo diocesano invitó a la reflexión señalando que una actitud verdaderamente cristiana no discrimina, no rechaza, ni señala juzgando a los demás. Describiendo algunas de esas lepras modernas que nos acompañan, junto al pecado personal y comunitario, se refirió a las actitudes de egoísmo, división, injurias, chismes y toda clase de obras que atentan contra las personas y la convivencia fraterna. El prelado llamó a los católicos de la diócesis a ser capaces de captar y responder a los signos del tiempo presente que entre las tareas más urgentes nos invita a caminar juntos, aceptando y tolerando las diferencias y cooperando para el bien de todos, en actitud de sinodalidad como está señalando la Iglesia Universal a través del Santo Padre.

En la celebración estuvieron también presentes los formadores del Seminario Sagrado Corazón de Jesús y los casi 60 seminaristas que allí se forman. Finalizada la eucaristía, las autoridades locales llevaron a cabo actos cívicos en la plaza Bolívar. En horas de la tarde una inmensa caravana presidida por la carroza con la imagen de la Virgen recorrió las diversas calles de Trujillo de Nuestra Señora de la Paz.

La señal de la radio diocesana Paz FM trasmitió la solemne eucaristía para casi toda la geografía del estado Trujillo.

Bajo la acción de Dios

Acercándose al cuatricentenario de la ciudad de Trujillo, que se celebraría el 9 de octubre de 1957, el arzobispo de Mérida, autoridades civiles, laicos, presbíteros e instituciones trujillanas solicitaron al Sumo Pontífice la creación de la Diócesis de Trujillo y la consecuente elevación de la capital a sede episcopal. Y así fue concedido por el Papa Pío XII quien respondió con la Bula In Maximis decretando: “Oído el parecer de nuestro venerable hermano Acacio Chacón, arzobispo de aquella sede, determinamos y ordenamos lo siguiente: separamos el Estado que el pueblo llama Trujillo de la Arquidiócesis de Mérida (Venezuela), y constituimos con aquel territorio otra diócesis que llamarán Diócesis de Trujillo” …

En el año 1967, llegado el décimo aniversario de la diócesis el segundo obispo de Trujillo, Monseñor Jose León Rojas cristalizó el anhelo de inaugurar el Seminario Menor Sagrado Corazón de Jesús, que durante el episcopado de Monseñor Vicente Hernández Peña seria elevado a Mayor y el cual ha sido pastoreado celosamente por cada uno de los obispos diocesanos.

Hay otra conmemoración que se suma a las efemérides del nueve de octubre; un año antes de la fundación de la diócesis, el 9 de octubre de 1956, llegaron a la ciudad de Trujillo las Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús quienes fundaron la Casa Hogar Monseñor Carrillo. Dicha obra funcionó primeramente como un internado y una escuelita para posteriormente desarrollarse como una institución que conserva un servicio educativo para niñas de escasos recursos y simultáneamente llevan la unidad educativa Casa Hogar Monseñor Carrillo.

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de Trujillo
11 de octubre de 2022

Comentarios

Dejenos su comentario