“La vida no es una mercancía se trata de personas”: Seminario web ofrece claves para la incidencia

09
Feb
2022

Este 7 de febrero, en línea con la VII Jornada Mundial de Oración y reflexión contra la trata de Personas, se llevó a cabo el seminario web “Incidencia para la protección y la dignidad de las víctimas”, el cual formó parte de la campaña continental “La vida no es una mercancía se trata de personas”, cuyo objetivo discurrió en reflexionar sobre la realidad de la trata de América Latina y el Caribe y, a su vez, construir elementos para una acción conjunta desde la incidencia política.

Más de 100 personas de diferentes países

El evento contó con la presencia de más 100 personas de diferentes países de la región, provenientes de diversas organizaciones y grupos eclesiales que hacen frente a este problema social. El panel estuvo conformado por Mons. Gustavo Rodríguez, presidente de la Red CLAMOR; Aloysius John, Secretario General de Caritas Internationalis; Cardenal Álvaro Ramazzini, Arzobispo de Guatemala y Cecilia Nicoletti, del grupo de trabajo de migraciones de Cáritas Internationalis.

Durante la bienvenida, Mons. Gustavo Rodríguez, agradeció la buena respuesta al seminario y reconoció que quienes participaban en el seminario eran personas con un alto grado de sensibilización en el tema, sin embargo, resulta indispensable pedir y orar por los victimarios para que “se conviertan”, para que dejen de participar en estos crímenes.

La trata es una herida profunda

En seguida dio lugar la participación del secretario general de Caritas Internationalis (CI), Aloyius John, quien señaló que, como parte de la red Cáritas, CI apoya todos los esfuerzos en contra de la trata y tráfico de personas pues, como lo ha mencionado el papa francisco, “la trata es una herida profunda, que está motivada por intereses económicos, sin personas en la dignidad humana”. También apuntó a la necesidad de seguir creando redes de solidaridad para acompañar a las víctimas de trata y seguir insistiendo a nuestros gobiernos a que ofrezcan soluciones reales para dar fin a esta situación.

Por su parte, Cardenal Ramazzini, quien realiza un trabajo extenuante en favor de las poblaciones indígenas de Guatemala y migrantes, hizo un breve recorrido sobre la situación de trata en Centroamérica y México, posteriormente, señaló la necesidad de que las comunidades, con el apoyo de párrocos y/u organizaciones, deben reconocer la existencia de esta situación en sus contextos, para así realizar la debida incidencia que permita hacer un alto a la trata de personas.

No quedarnos callados

No es posible que nos quedemos callados ante situaciones como la trata de personas. Por eso, el primer paso es descubrir el problema, publicar el problema, denunciarlo y tener el valor de denunciar a las autoridades que, en muchas ocasiones, también forma parte de estas redes. ¿Cuántos cristianos tenemos el valor de denunciar?” subrayó Mons. Ramazzini.

Por otro lado, Cecilia Nicoletti, responsable de la promoción de migración y paz de Caritas Internationalis, señaló la importancia de construir alianzas entre gobierno, empresas y sociedad civil para encontrar soluciones fuertes y coordenadas contra la venta y explotación de niños y adultos. También aseveró que resulta indispensable “construir redes de redes”, para presionar a los gobiernos y al sector privado para contrarrestar a las redes de trata. A su vez, mostró el trabajo que realizan diversas organizaciones a nivel mundial y de América Latina y el Caribe para hacer frente a la trata.

El seminario también contó con la participación de la Red “Un grito por la vida”, de Brasil, y de Cáritas Ecuador, quienes compartieron diversos testimonios de víctimas de trata. Finalmente, se contó con la participación Martha Inés Romero, consultora de Cáritas, para dar los resultados y análisis de la propuesta de incidencia a la Red Clamor sobre la Campaña “La vida no es una mercancía, se Trata de personas”.

Prensa CEV
Nota de prensa CELAM
09 de febrero de 2022

Comentarios