II ANP: La acción caritativa de la Iglesia a imagen de Jesús

24
May
2021

Caracas.- La cuarta clave presentada en el segundo ciclo de videoconferencias en la ruta de la II Asamblea Nacional de Pastoral, aborda el aspecto de la Diakonía, es decir, la acción caritativa de la Iglesia. Martha Dell’Uomini, socióloga, monitora de proyectos en Servicios Fe y Alegría.

“La comunidad se expresa y crece en la diakonía o servicio a los más pobres, los que sufren”, indicó la ponente, al explicar que la palabra diakonía proviene del griego diákonos que significa servidor. “Entre los primeros cristianos, la diaconía no solamente consideró el servicio material y doméstico, también comprendió el área espiritual”, añadió.

Dell’Uomini señaló también el aspecto teológico de la diakonía, refiriéndose a los pasajes bíblicos sobre la Última Cena y el lavatorio de los pies, explicando que en estos episodios se enmarca el servicio que debe ofrecer todo cristiano a imagen de Jesús. “El servicio, si no lo hacemos a imagen de Jesús, no funciona (…) Por ello, la Iglesia exhorta a cumplir obras de misericordia corporales o espirituales, deber de cada cristiano por el don del bautismo”, puntualizó.

La socióloga afirmó que para realizar el servicio de la caridad con los hermanos, es necesario estar convencido de la fe y de su identidad cristiana, dedicarse a la misión y estar abiertos a la transformación personal por medio de Cristo. “Hace falta buena voluntad, menos descalificaciones simplistas y menos prejuicios (…) el hombre amado descubriéndose amado por Dios, comprende su propia dignidad trascendente, aprende a salir al encuentro del otro creando una red fraterna y solidaria de relaciones humanizadoras”.

A continuación, la ponente abordó el perfil del servidor, indicando que las formas de servicio son múltiples, de acuerdo a la diversidad de dones y carismas que otorga el Espíritu Santo, como miembros de un mismo cuerpo, pero que todos comparten el mismo valor de la caridad cristiana, por lo que un servidor es dispuesto y cooperador, realiza su entrega con gratuidad, responsabilidad y solidaridad, es proactivo y voluntario; de actitud orante y testimonial, previsivo y organizado.

“No hay caridad plena, sin estar al servicio y no hay servicio verdadero sin tener caridad”, aseguró Dell’Uomini “una persona que desea servir tiene que tener caridad, siempre tener a Dios en el corazón, para poder ser luz en cada una de nuestras parroquias para servir a Cristo y llevar su mensaje a los demás”, concluyó la socióloga.

Para motivar a la reflexión del tema, se presentan algunas preguntas orientadoras que pueden ser respondidas en este formulario.

1. ¿Cómo expresa tu comunidad el servicio de la caridad con los más necesitados?

2. ¿Cómo nos podemos formar en Doctrina Social de la Iglesia para expresar las exigencias sociales del Evangelio de Jesús?

3. ¿Con qué estructuras cuenta nuestra comunidad para vivir las exigencias sociales del Evangelio?

Prensa CEV
24 de mayo de 2021

Comentarios