Iglesia en Venezuela conmemora 103 años del tránsito al cielo del Beato José Gregorio Hernández

29
Jun
2021

Caracas.- La Iglesia en Venezuela, cada 29 de junio, conmemora la fecha del fallecimiento del Beato José Gregorio Hernández, que este año alcanza el aniversario 103 de su tránsito al cielo.

El Dr. José Gregorio Hernández fue en vida testimonio cristiano desde su niñez. Nacido en Isnotú, estado Trujillo, el 26 de octubre de 1864, fue el primer hijo de una familia profundamente católica. Sus padres, Benigno María Hernández Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros Mansilla, le educaron en la fe y en principios y valores ciudadanos. A los 17 años, inició sus estudios de Medicina en la Universidad Central de Venezuela, siendo el más destacado de la carrera, aún en medio de las dificultades económicas que atravesó, teniendo que incluso confeccionarse su propia ropa. Todas sus vivencias forjaron en él una gran disciplina, un dominio de sí mismo acompañado de una gran caridad y solidaridad ante su prójimo.

Se gradúa como médico el 29 de junio de 1888; para el momento, ya conocía varios idiomas: inglés, francés, portugués, alemán, italiano y latín, con ciertas nociones de hebreo. Estudiado en teología y filosofía, era también músico. El Dr. José Gregorio Hernández volvió entonces a su tierra natal en donde comenzó a ejercer su profesión, con un talento que acompañado de su don de servicio, le hizo famoso entre sus paisanos y más allá.

Vida y profesión

Es entonces cuando recibe una carta en la que se le indicaba que fue recomendado al entonces presidente, Juan Pablo Rojas Paúl, para enviarle a Francia a perfeccionar algunos estudios en medicina, para contribuir a la actualización del país en esta materia. Así lo hizo, y en 1889, en los laboratorios parisinos, se preparó en Microbiología, Patología, Embriología, Bacteriología, Fisiología Experimental e Histología Normal. Luego, en Berlín, estudió Anatomía Patológica e Histología.

Regresa a Venezuela en 1891, y se convierte en profesor de diversas cátedras en la UCV, inaugurando varias de ellas. Apoyó la fundación del Laboratorio de Fisiología Experimental de Caracas e introdujo el microscopio en Venezuela, así como otros instrumentos importantes para el desarrollo de la medicina.

Como doctor, José Gregorio Hernández atendía a todo el que lo necesitara, teniendo especial empatía por los más desfavorecidos que no contaban con los suficientes recursos económicos para su tratamiento. Él les ayudaba desinteresadamente, movido por su vocación de médico pero por sobre todo, por su misión cristiana, fortalecida en la espiritualidad franciscana.

Fallecimiento del Dr. Hernández

Era tal su solidaridad humana, que en medio de los terribles acontecimientos de la Primera Guerra Mundial, ofreciendo su vida pidió a Dios que el conflicto bélico acabara, hecho que ocurrió el 28 de junio de 1919. Un día después, José Gregorio Hernández salía a atender a una paciente de escasos recursos, cuando fue golpeado por un automóvil en la esquina de Amadores de La Pastora, Caracas.

Con el impacto, tropezó hasta caer y golpear su cabeza contra una acera, lo que ocasionó una fractura. El conductor de inmediato se dispuso a ayudarlo, llevándolo al Hospital Vargas, pero en medio de la situación, José Gregorio había fallecido. Al mismo tiempo, se encontraba en el lugar una religiosa carmelita que había sido atendida en el hospital. Se trataba de Madre Candelaria de San José, quien se convertiría tiempo después en la segunda Beata venezolana. Al enterarse de lo ocurrido y en medio de la conmoción de las personas que allí se encontraban, Madre Candelaria comenzó a orar por el eterno descanso del Dr. Hernández, el tan reconocido médico de los pobres, hombre virtuoso de ejemplar caridad.

El 30 de junio, luego de haber sido llevado su féretro al paraninfo de la Universidad Central de Venezuela en los hombres de sus estudiantes, se llevó a cabo el entierro del Dr. José Gregorio Hernández en el Cementerio del Sur, con la asistencia de gran cantidad de dolientes que conocían de él la persona generosa y noble que fue. Sus restos reposan actualmente en la iglesia La Candelaria.

Proceso de Beatificación

Han transcurrido 72 años desde que el proceso de beatificación y canonización del Médico de los Pobres fuese iniciado por Mons. Lucas Guillermo Castillo, quien fuera Arzobispo de Caracas, en 1949. Hace 35 años, el 16 de enero de 1986, fue declarado Venerable por el Papa Juan Pablo II.

El 09 de enero de 2020, la Comisión Médica de la Congregación para la Causa de los Santos, aprobó el milagro atribuido a su intercesión; de igual forma ocurrió el 27 de abril de 2020 con la Comisión Teológica, y el 19 de junio de 2020, fue promulgado el decreto con la autorización del Papa Francisco para la Beatificación del Venerable Dr. José Gregorio Hernández, ceremonia que se realizó el 30 de abril de 2021, haciendo del médico de los pobres el 4to Beato Venezolano, el primero trujillano y también el primero en ser laico.

Prensa CEV
29 de junio de 2022

Comentarios