Educación, Migración y prevención del Covid-19: Prioridades eclesiales en la Región de países bolivarianos

20
May
2021

Bogotá.- Durante la tercera jornada de la 38.ª Asamblea General del Celam, los delegados de los diversos episcopados del continente presentaron un informe sobre sus realidades eclesiales así como las diferentes iniciativas que adelantan Iglesia para responder a estas necesidades pastorales.

Los avances y desafíos compartidos por los presidentes y secretarios generales de las Conferencias Episcopales, tienen el objetivo de poner en conocimiento de los miembros de la asamblea la realidad de sus iglesias particulares, teniendo presente que las diversas actividades y proyectos que emprende el Consejo Episcopal Latinoamericano están destinados al acompañamiento de las 22 Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe.

La región de los países bolivarianos está integrada por Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia, cada nación avanza en medio de realidades diversas. No obstante, todas coinciden en la urgencia de contar con una acción decidida por parte de la Iglesia para acompañar, sostener y promover  de manera primordial a los necesitados y descartados desde lo material y espiritual.

Bolivia: “Queremos ser enviados”

En el país andino la Iglesia viene respondiendo a la crisis sanitaria y política con una serie de directrices planteadas en el documento de enfoque y directrices previsto del 2020 al 2024. Según comentó el Secretario General de la Conferencia Episcopal boliviana, Padre José Fuentes, la finalidad es cultivar una iglesia con motivos para celebrar después de haber experimentado un verdadero encuentro con Jesucristo.
Así la Iglesia se siente enviada a la misión que desarrolla e implementa procesos de evangelización e itinerarios formativos para transformar las comunidades bajo la premisa de que la fe alcanza su fecundidad, cuando promueve la comunión entre los creyentes.

Colombia: una firme adhesión al Pacto Educativo Global

Asumiendo las enseñanzas de la visita del Papa Francisco en 2017, la Iglesia colombiana viene trabajando para promover la cultura del encuentro. En este sentido el presidente de la Conferencia Episcopal Monseñor Oscar Urbina aseguró que uno de los caminos para responder a este llamado es el mantener su adhesión al Pacto Educativo Global, para que hacia el futuro uno de sus frutos sea la construcción de una nación en paz. Igualmente, los Obispos colombianos se ocupan de la construcción de un proyecto pastoral para los próximos 9 años.

Ecuador y la misión entre los migrantes

Para los Obispos ecuatorianos liderados por Monseñor Luis Gerardo Cabrera como presidente de la Conferencia Episcopal, el fenómeno migratorio es uno de los ejes principales de las acciones pastorales de la Iglesia en Ecuador. Actualmente dirigidas de manera específica a la población venezolana que al llegar al país se encuentra en una situación de vulnerabilidad que además de acogida básica demanda una orientación jurídica con miras a la legalización de su estatus, sin perder de vista que la Iglesia considera que la presencia de una gran cantidad de migrantes es un aporte cultural a la realidad del país.

Perú; firmes en la producción de oxígeno

En su informe el Secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal peruana, Padre Guillermo Inca Pineda resaltó como iniciativa pastoral la producción de oxígeno para el tratamiento de los enfermos de Covid-19. Objetivo que se materializó con la creación de la iniciativa Respira Perú, un ejemplo de articulación entre la industria, la academia y la Iglesia. Proceso que avanza con resultados positivos entre los cuales está el recaudo de 3 millones de dólares que han permitido hacer inversiones a favor de la salud de los peruanos. Entre ellos está la adquisición de 18 plantas de oxígeno, 3 centros de oxígeno y 4 mil respiradores no invasivos; procesos que se han adelantado en unión al Sistema Nacional de Salud del país.

Venezuela y la caridad como caricia de Dios

La desnutrición y el deterioro general de la población venezolana, es una de las mayores preocupaciones de la Iglesia venezolana, según confirmó el Secretario General de la Conferencia Episcopal, Monseñor José Trinidad Fernández. La precaria situación de los venezolanos se hace evidente con un salario mensual de apenas 2 USD, impide tener una vida digna mucho menos que garantice sus derechos humanos, por lo que la Iglesia se encarga de acompañar a las comunidades, ampliando las redes de cooperación con organizaciones caritativas internacionales que ayuden a solventar sus necesidades primarias.

Prensa CEV
Nota de prensa CELAM
20 de mayo de 2021

Comentarios