Celam define la Etapa Continental del Sínodo y la da a conocer a los comunicadores

23
Nov
2022

Bogotá. En el caso de América Latina y el Caribe, una de las 7 regiones en las que se ha dividido a la Iglesia universal para esta etapa del proceso sinodal, el trabajo es coordinado por la Comisión creada por el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam). Desde esa comisión se ha convocado a los responsables de comunicación de las Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe y otras redes de instituciones del continente. Un encuentro en el que han participado miembros de la comisión de comunicación del Sínodo de la Sinodalidad y del Centro para la Comunicación del Celam.

Se ha querido generar un espacio de encuentro y diálogo sobre la fase continental del Sínodo de la Sinodalidad y sus implicaciones para quienes lideran procesos comunicativos en la Iglesia latinoamericana y caribeña. Los comunicadores han sido cuestionados sobre lo aprendido en su experiencia comunicativa durante el actual proceso sinodal, pidiéndoles propuestas para el desarrollo de acciones comunicativas en perspectiva sinodal durante la fase continental.

Llevar adelante este anhelo de Francisco de caminar juntos

El secretario general del Celam destacó la importancia de este momento, insistiendo en que se valora “todo lo que hace la comunicación en nuestras iglesias”. Mons. Jorge Lozano ve este tipo de reuniones como “importantes para llevar adelante este anhelo de Francisco de caminar juntos”. No se puede ignorar que en América Latina y el Caribe, la Asamblea Eclesial, de la que se cumple un año, ha ayudado de forma decisiva en el actual proceso sinodal, pues fue momento para discernir desafíos en los que se avanza tras publicar el texto, recientemente presentado al Papa Francisco. Desde ahí hizo un llamado a los comunicadores “a seguir caminando juntos y llevar la alegría del Evangelio a todos los rincones de nuestro continente”.

En este camino de conversión sinodal en la Iglesia que supone el actual Sínodo, Thierry Boaventura llamó a ver la etapa continental como oportunidad para pensar cómo la comunicación puede ser más sinodal. Para ello, el responsable de comunicación de la Secretaría del Sínodo hizo algunas propuestas como la creación de grupos de trabajo en el campo comunicativo para esta etapa en una triple perspectiva: trabajar juntos, poner en común los recursos y fomentar la creatividad y audacia.

Metodología de la conversación espiritual

Una etapa continental que el Celam ha estructurado, como ha dado a conocer el padre Pedro Brassesco, secretario de la Comisión para la Etapa Continental del Sínodo. Un proceso que se prolongará hasta el 31 de marzo y que está basado en la metodología de la conversación espiritual. La novedad estriba en el hecho de que el trabajo regresa a las diócesis, sin que eso suponga volver a la fase diocesana, buscando desde el Documento para la Etapa Continental compartir las intuiciones que resuenan desde las experiencias, las tensiones o divergencias que surgen, las cuestiones a ser abordadas, las prioridades, temas recurrentes y llamadas a la acción. Todo ello queriendo conversar sobre cómo cada Iglesia está siendo sinodal desde este documento.

El secretario general adjunto del Celam destacó la importancia de que todas las diócesis hagan este trabajo, lo que va a fortalecer la sinodalidad. Cada diócesis hará una síntesis que enviará a los equipos de las conferencias episcopales, que prepararán el material que será llevado a las asambleas regionales por aquellos que irán representando a cada uno de los países, que serán capacitados previamente para conocer la metodología, teniendo como ejemplo lo vivido en la Asamblea Eclesial.

Encuentros para elaborar la síntesis continental

En América Latina y el Caribe serán 4 encuentros, realizados de 13 de febrero a 10 de marzo en El Salvador, República Dominicana, Quito y Brasilia. Serán encuentros exclusivamente presenciales con una composición eclesial (55% laicos y 45% entre obispos, presbíteros, diáconos y vida religiosa). El padre Brassesco afirmó que desde el Celam se insiste en la presencia de voces periféricas, que no han estado muy presentes en la fase de escucha. Estos encuentros, en los que se trabajará desde el Documento para la Etapa Continental, tendrán un momento episcopal final.

Tras los 4 encuentros se llevará a cabo la elaboración de la síntesis continental en un encuentro a ser realizado en Bogotá de 17 a 20 de marzo, con dos representantes de cada una de las 4 regiones, el equipo del Celam y otros convocados. Esta síntesis continental será releída colegialmente por los obispos en un último encuentro de 21 a 23 de marzo, desde la experiencia colegial vivida a partir de su carisma y responsabilidad específicos. Será momento de validación y aprobación del documento, de manera respetuosa con el proceso realizado y fiel a las diferentes voces del Pueblo de Dios. El resultado será enviado hasta el 31 de marzo a la Secretaría del Sínodo, poniendo punto final a la etapa continental.

Encuentro con el Papa Francisco

En la medida en que “se va tejiendo progresivamente en esta experiencia sinodal también se va construyendo el camino conforme se va avanzando porque es una experiencia inédita, sobre todo esta fase continental”, afirmó Mauricio López. El director del Centro de Programas y Redes de Acción Pastoral del Celam señaló que el próximo lunes y martes, 28 y 29 de noviembre, convocados por el Papa Francisco y la Secretaría del Sínodo, se encontrarán para resolver dudas sobre esta fase continental los presidentes y los coordinadores y coordinadoras de las fuerzas de trabajo de las 7 estructuras continentales: América Latina y Caribe, Norteamérica, África, Europa, Oriente Medio con los 7 patriarcados orientales, Asia y Oceanía.

Serán recibidos por el Santo Padre, una reunión muy importante según Mauricio López, “porque ayudará a que el Papa enfatice la importancia de esta fase, el valor del sentido del discernimiento y el abrazar la síntesis universal”. También será oportunidad para “presentarle cada una de las 7 regiones o continentes los avances, las propuestas y enriquecerse mutuamente. Más aun, aclarar dudas que pudiera haber todavía y orientar en el método de la conversación espiritual”, un método sobre el que se desarrollará un taller específico. Con los 7 documentos de las regiones se elaborará el Instrumentum laboris para la Asamblea ordinaria, que será solo una asamblea en dos fases, insistió Mauricio. Entre ambas asambleas el Pueblo de Dios, de un modo aun no definido, participará del proceso de discernimiento.

En el ámbito comunicativo, la Hna. María Luisa Berzosa llamó a no perder de vista el intercambio entre continentes, pues “lo que hacemos es para toda la Iglesia”. Para eso, es necesario mantener la tensión, la atención y el entusiasmo por seguir caminando juntos durante la etapa continental. La religiosa, que forma parte del grupo que impulsa el proceso sinodal, insistió en comunicar de forma más gráfica para hacer llegar el modo concreto de participación. También destacó la importancia de las catequesis que cada miércoles está haciendo el Papa Francisco sobre el discernimiento.

Prensa CEV
Nota de ADN Celam
23 de noviembre de 2022

Comentarios

Dejenos su comentario