25 de marzo: Jornada Mundial del Niño por Nacer

25
Mar
2020

Caracas.-  En el día de la Solemnidad de la Anunciación del Señor, a 9 meses de celebrar el nacimiento de Jesús, se celebra el Día del Niño por Nacer, para promover la defensa de la vida humana desde el momento en que inicia en la concepción.

La celebración se originó en Argentina, en diciembre de 1998, instituida por el entonces presidente Carlos Saúl Menem, y más tarde presentó esta iniciativa a los presidentes de toda Latinoamérica. Juan Pablo II, ahora Santo, dirigió una carta a Menem, agradado por esta celebración, le motivó a que el Día del Niño por Nacer “favorezca una opción positiva en favor de la vida y del desarrollo de una cultura orientada en este sentido, que asegure la promoción de la dignidad humana en todas las situaciones».

Derecho a la Vida: Principio Irrenunciable

Carlos Saúl Menem se basó en criterios como “que el derecho a la vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana» y que “que la vida, el mayor de los dones, tiene un valor inviolable y una dignidad irrepetible”. Dictaminó el entonces presidente argentino “Que la calidad de persona, como ente susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones, deviene de una prescripción constitucional, y para nuestra Constitución y la legislación civil y penal, la vida comienza en el momento de producirse la concepción«.

Es destacable lo expresado por San Juan Pablo II en su Carta Encíclica Evangelium Vitae del 25 de marzo de 1995: “Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón (cf. Rm 2, 14-15) el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término, y afirmar el derecho de cada ser humano a ver respetado totalmente este bien primario suyo. En el reconocimiento de este derecho se fundamenta la convivencia humana y la misma comunidad política”.

En esta fecha, el movimiento provida organiza iniciativas especiales en esta fecha, para concientizar sobre la importancia de defender la vida desde el vientre materno. Hoy, el mundo parece olvidar esta “ley natural escrita en el corazón”, impresa por Dios mismo en el hombre. Sin embargo, eso refuerza la misión de todo cristiano de testimoniar el Evangelio de Jesús, recordando que el Derecho a la Vida es un principio irrenunciable de la humanidad que se antepone a cualquier interés particular.

A la celebración del Día del Niño por Nacer se han sumado varios países de América Latina: Guatemala y Costa Rica en 1999, Nicaragua en el 2000, República Dominicana en 2001 y Perú en 2002. También se unieron El Salvador, Uruguay, México, Cuba, Ecuador y Chile, así como otros países del mundo, como España, Austria, Eslovaquia y Filipinas.

Prensa CEV
25 de marzo de 2020

Comentarios

Dejenos su comentario