Vicariato Apostólico de Tucupita celebró la Divina Pastora

16
Ene
2020

El pasado martes 14 de enero de 2020, como es tradición desde 1982, el Vicariato Apostólico de Tucupita celebró la fiesta de la “Divina Pastora de las Almas” con gran fervor, ya que la Catedral de esta sede eclesiástica está bajo la protección de este título.

Mons. Ernesto Romero, Vicario Apostólico de Tucupita, presidió la Eucaristía en honor a la “Madre del Divino Pastor” y animó a los presentes a participar en una procesión con la imagen alrededor del templo, homenaje que se llevó a cabo entre alabanzas, jaculatorias y peticiones para que la Divina Pastora interceda por la paz, la justicia y la caridad entre los venezolanos, y culmine la “cólera de nuestros días”.

La devoción a la Divina Pastora tiene su inicio con Fray Isidoro de Sevilla, de nombre secular Vicente Gregorio Rodríguez de Medina, quien fuera religioso español, miembro de la orden capuchina y quien había tenido una visión en la que aparecía la Virgen María vestida de pastora, lo cual dio origen a esta advocación mariana que se encuentra extendida en diferentes lugares de España y América.

Dicha devoción llega a Delta Amacuro gracias a los hermanos menores capuchinos, principalmente al primer Vicario Apostólico de Tucupita, Mons. Argimiro García, quien diseñó y supervisó la construcción de la Catedral, dedicando el templo a “María, Divina Pastora de las Almas”.

Prensa CEV
Nota de prensa Vicariato Apostólico de Tucupita
16 de enero de 2020

Comentarios