Cardenal Hummes: «La CEAMA importa y marca la diferencia»

14
Dic
2021

El presidente de la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA), Cardenal Claudio Hummes, OFM, Presidente de CEAMA, celebró la inauguración de la segunda Asamblea Plenaria la mañana del lunes 13 de diciembre de 2021, que se realiza de manera híbrida, con representación presencial y virtual.

A continuación, el texto de sus palabras de apertura:

Al inaugurar esta Asamblea Plenaria de la Conferencia Eclesial de la Amazonía, CEAMA, deseo dar la bienvenida y saludar con alegría a todos los participantes, señoras y señores, hermanos y hermanas. Saludo especialmente a los Cardenales -en particular al Cardenal Pedro Barreto, Presidente de la REPAM-, a los Arzobispos y Obispos, a los Prelados y Vicarios de Vicariatos, a los sacerdotes, diáconos, consagrados y consagradas, a los representantes de los pueblos indígenas, a los quilombolas comunidades ribereñas, agentes de pastoral, mujeres líderes de comunidades locales, catequistas, en fin, y con énfasis en los que están en el territorio, llevando adelante la realización de las indicaciones del Documento Final del Sínodo para la Amazonía y la Querida Amazonía de nuestro querido Papa Francisco. Les saludo a todos en el Señor Jesucristo, que con su Espíritu Santo ilumina esta Asamblea, para gloria de Dios Padre.

La CEAMA importa y marca la diferencia

Ciertamente, si estamos hoy aquí es porque todos queremos que la CEAMA no sea un mero adorno. No, al contrario, debería alcanzar sus objetivos en la práctica. Por ello, todos nos preguntamos: ¿qué estamos haciendo en la práctica? En particular, nos preguntamos: ¿cómo estamos cuidando la Panamazonía, su territorio y su gente, especialmente a los pueblos indígenas y sus derechos? ¿Importa la CEAMA y marca la diferencia? La respuesta es: por supuesto, la CEAMA importa y marca la diferencia. Sí, en la base, en el territorio, en las comunidades, se está logrando mucho. Lo que queremos en esta asamblea plenaria es animar a todos a continuar. Y, con nuestra metodología, es decir, ir a las bases, escuchar, proponer las indicaciones del sínodo y luego con las bases avanzar, como siempre hemos hecho, desde la creación y la actuación de la REPAM. Cuando miramos hacia atrás podemos decir honestamente: «Ha merecido la pena». Y sigue valiendo la pena.

La CEAMA es el gran paso adelante. Agradecemos de corazón al querido Papa Francisco la aprobación canónica de la CEAMA el pasado 9 de octubre. A partir de entonces, la CEAMA es una institución con personalidad jurídica eclesiástica. Y así, se ha convertido en ese punto firme, que valida nuestro trabajo de una manera nueva y eficaz. Además, da al Papa la oportunidad de crear otras Conferencias Eclesiales en todo el mundo. «Eclesiales», conviene repetirlo, significa cuyos miembros efectivos no son sólo los obispos, sino también los representantes de todas las demás categorías del Pueblo de Dios. Para ello, estamos terminando poco a poco de formular un Reglamento Interno que proporcionará normas prácticas sobre cómo hacerlo.

Es fundamental seguir unidos en red

Volviendo a la cuestión del trabajo en el territorio en toda Panamazonía, es fundamental que sigamos unidos en red. Sabemos que esto es exigente. Parece más fácil planificar y trabajar aislados en nuestras propias comunidades. Pero una Iglesia sinodal y «en salida» nos llama a no dispersarnos. Sínodo significa «caminar juntos», respetando nuestras diferencias.

Este «caminar juntos» también requiere que comuniquemos lo que hacemos y cómo lo hacemos. Por eso, la CEAMA es este organismo que pide información, «socializa» lo que cada uno hace en su área, repropone objetivos, recuerda las propuestas y sueños provenientes del Sínodo para la Amazonía, reúne periódicamente a la Iglesia en la Pan-Amazonía en asamblea y, a través de la elaboración y práctica de un Plan Pastoral Conjunto, intenta mantener vivo el proceso eclesial que el Sínodo ha puesto en marcha. Este plan ya ha sido elaborado en parte y se está proponiendo en cada país pan-amazónico para ponerlo en práctica allí, repito, «respetando las diferencias». Otras partes de este plan aún están siendo elaboradas, priorizando las urgencias y los temas más esenciales para el proceso de cuidado y evangelización de la Amazonía y sus pueblos, rechazando la tentación de la colonización.

Necesaria inculturación de la fe

Para evitar esta colonización, una de las principales tareas es la inculturación de la fe en las múltiples culturas originarias de los pueblos amazónicos, teniendo en cuenta también la interculturalidad que evite la pretensión de que una cultura se considere más avanzada y, por tanto, prevalente. Será un proceso a medio y largo plazo, que durará generaciones. La CEAMA ya cuenta con una comisión que promueve esta inculturación. En este ámbito podemos imaginar la importancia que tendrá la formación adecuada de nuestros futuros misioneros para la Amazonía y la formación de candidatos indígenas para los ministerios ordenados. Es urgente y por eso sería importante reunir a los obispos amazónicos, con la participación de los indígenas, para reflexionar sobre este tema y aunar esfuerzos. Cómo no soñar con una Iglesia católica indígena, es decir, que tenga sus propios pastores indígenas (obispos, sacerdotes y diáconos), inculturada, unida al Papa en la Iglesia universal y que pueda convertirse en la principal evangelizadora de los pueblos indígenas de la Amazonía, ya sean urbanizados o que vivan en zonas rurales o forestales.

En la actualidad, también es urgente desarrollar en las poblaciones locales amazónicas, por un lado, el compromiso de denunciar y combatir la deforestación y, por otro, de llevar a cabo, cuando sea posible, la reforestación.

Llamado a caminar juntos

Y finalmente, hoy existe un justo y angustioso clamor por el abandono sanitario, educativo, médico y nutricional del pueblo yanomami en territorio brasileño, especialmente de sus niños. Las informaciones y denuncias hablan de una situación inadmisible e inhumana.

Concluyo invitando una vez más a todos a «caminar juntos», respetando nuestras diferencias. Sigamos trabajando en red. La CEAMA necesita de todos ustedes para cumplir con sus objetivos, en pro del cuidado y preservación del territorio panamazónico y de una evangelización «en salida» e inculturada por su gente.

Gracias por su atención. ¡Que Dios los bendiga a todos!

Cardenal Cláudio Hummes, O.F.M.

Presidente de la CEAMA

Prensa CEV
Nota de prensa CELAM
14 de diciembre de 2021

Comentarios

Dejenos su comentario