Arquidiócesis de Coro celebró 297 años de devoción guadalupana

02
Mar
2020

Coro.- En el marco de la celebración de los 297 años del Hallazgo del Sagrado Lienzo de Nuestra Señora de Guadalupe de El Carrizal, fieles guadalupanos se dieron cita en la Sacro Santa Basílica Menor de El Carrizal, para celebrar la Solemne Eucaristía, presidida por el Arzobispo Metropolitano de Coro, Mons. Mariano Parra y concelebrada por el Arzobispo Emérito, Mons. Roberto Lückert León, Presbíteros del clero de la Arquidiócesis de Coro y de la Diócesis de Punto Fijo.

La historia de este hallazgo se conoce de acuerdo con el Relato de Mons. Francisco José Iturriza Guillén (1940-1980), quien después de escuchar a los pobladores de El Carrizal y sus alrededores, afirmó que “El Hallazgo del Lienzo de la Virgen de Guadalupe” en el estado Falcón fue liderado por los Indígenas Caquetíos el 27 de febrero de 1723, cuando iban a sus labores de pesca en las Costas Falconianas a la altura de Muaco. Allí, encontraron un baúl que contenía, entre otros objetos, un Lienzo con la hermosa imagen de una dama.

Siglos después, el 12 de diciembre de 1928, el Papa Pio XI, por petición de Mons. Lucas Guillermo Castillo (1922-1939), proclama a la Virgen de Guadalupe “Celestial Patrona de la Diócesis de Coro” la cual comprendía todo el estado Falcón y para el 12 de febrero de 1984, luego de un proceso de acercamiento y diálogo, Mons. Ramón Ovidio Pérez Morales (1980-1993), junto al Pbro. Alejandro Cerviño, restituye a la Administración Diocesana a la Ermita de El Carrizal, la cual estaba en manos de devotos particulares desde el año 1912.

Durante su homilía, Mons. Parra congratuló a los fieles guadalupanos por la gran devoción a la Virgen de Guadalupe que han mantenido durante casi 300 años y les exhortó a ver en ella, el camino para llegar a su hijo, Jesucristo.

“Hace 297 años, María se hizo del estado Falcón y desde ese momento, hasta hoy, nos dice que ella es nuestra madre, nos pide que hagamos lo que su hijo desea para nosotros, para que Él nos ilumine y juntos como hermanos, logremos la transformación de esta sociedad llena de pecado y egoísmos, en la civilización del amor, donde reine la justicia y la solidaridad”, destacó el Prelado.

Para finalizar, el Pastor Metropolitano, alentó a los feligreses, a sentir estos 297 años de devoción guadalupana, como un momento de gracia y de acercamiento con Jesús.

Prensa CEV
Nota de prensa Arquidiócesis de Coro
02 de marzo de 2020

Comentarios