Red Clamor y Sección Migrantes y Refugiados realizaron retiro espiritual online

25
Feb
2021

Bogotá.- La Red Clamor y la Sección de migrantes y refugiados del Vaticano realizaron un retiro espiritual online para reflexionar sobre los desafíos actuales para las comunidades eclesiales que atienden estos temas a la luz de ‘Fratelli Tutti’ y en el marco de la campaña “La vida no es una mercancía, se trata de personas”.

El sacerdote Fabio Baggio, subsecretario de la Sección de migrantes y refugiados del Vaticano, dirigió esta actividad. Durante su intervención ha explicado a los 81 participantes que “la llegada y la presencia de numerosos migrantes y refugiados, y las diferentes reacciones que esto suscita en las comunidades de acogida, nos permiten ejemplificar la peligrosidad de la cultura del descarte”.

“La cultura del descarte se aplica fácilmente en los procesos migratorios, allí donde, a causa de las innegables diversidades, resulta más simple distinguir entre ‘nosotros’ y los ‘otros’, justificando su exclusión”, mencionó.

Al encuentro de los descartados

El sacerdote ha exhortado a “comprender la invitación del Papa Francisco a privilegiar el encuentro con quien habita las periferias existenciales”, porque “entre los habitantes de las periferias existenciales encontramos a numerosos migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de la trata, que se han convertido en emblema de la exclusión”.

Por tanto “El encuentro al que se refiere el Santo Padre no es casual o extemporáneo, sino que se trata de un estilo de vida, muy deseado porque apasiona, un compromiso constante” y “en este contexto, es interesante observar cómo el Santo Padre elige la parábola del Buen Samaritano (L c 10, 25-37) para ilustrar las dinámicas del encuentro que enriquecen a la humanidad”.

Además “el reto del encuentro, que hace crecer en humanidad, nos atañe a todos y nadie puede echarse atrás” y especialmente “las comunidades eclesiales deben sentirse interpeladas en primera persona”.

Atender las zonas de frontera

Agentes eclesiales de Clamor que trabajan en México, Brasil y España han puesto en perspectiva los desafíos que han debido asumir en tiempos de pandemia: “Estamos trabajando con casas de migrante, sensibilización contra la trata de personas y migración de destino”.

Prosiguen que durante el confinamiento “se continuó trabajando la sensibilización para evitar que las personas caigan en las redes de trata, sobre todo con los venezolanos que están caminando por la frontera de Perú y Brasil”.

En efecto, las organizaciones de Clamor han priorizado los espacios fronterizos, “esas zonas grises que los Estados no cubren para profundizar más en los temas de trata y tráfico; en un llamado a perfeccionar un sistema de respuesta más eficiente”.

Prensa CEV
Nota de prensa CELAM
25 de febrero de 2021

Comentarios

Dejenos su comentario