«Dejarnos transformar por la ternura del Niño Dios»: Mons. Tulio Ramírez en Misa de la Esperanza de la Diócesis de Guarenas

03
Dic
2021

Caracas.- El 01 de diciembre de 2021, la Diócesis de Guarenas celebró la denominada «Misa de la Esperanza», con la finalidad de homenajear a los parranderos, cargadores y miembros de las diversas las 15 Sociedades del Niño Jesús presentes en el territorio diocesano, que desde su carisma «promueven la vida (…) promueven al Niño por nacer cuando lo adoran desde las entrañas purísima de María», según palabras de Mons. Tulio Ramírez Padilla, Obispo de Guarenas.

La Misa de la Esperanza fue además una invitación para «recomenzar desde el profundo reconocimiento desde Cristo», señaló Mons. Ramírez, «reconociendo que no se comienza a ser cristianos, si no centralizamos nuestra vida en Cristo, que nos ama como somos, pero que nos pide que juntos podamos construir la nueva civilización del amor y de la paz». El Obispo además agradeció «la vigorosa presencia de los laicos, misioneros y misioneras que a lo largo de la historia han promovido en estas tierras barloventeñas la tierna devoción al Niño Dios». Afirmó que «es Jesús Niño que habla con ternura con su gente y ellos desde su corazón agradecido lo celebran y festejan».

Durante su homilía, Mons. Tulio Ramírez reflexionó sobre el tiempo de Adviento como preparación espiritual para el nacimiento de Jesús. «El tiempo de adviento nos pide que escuchemos al Señor, que nos pide desde lo más profundo de nuestro ser a convertirnos, cambiar, dejarnos transformar por la ternura del Niño», indicó, «No nos dejemos deslumbrar por lo externo hecho de luces y colores, donde no esta presente el perdón, la reconciliación y la paz que ese Niño que festejamos nos viene a traer». Y ejemplificando con el servicio de los homenajeados, aseveró: «Así como los cargadores y parranderos abren camino llevando a la Imagen feliz del Niño, así podemos recorrer el camino de la paz para transformar».

«Valoro infinitamente a todos los miembros de las diversas sociedades y asociaciones religiosas que nacen en el seno de la madre Iglesia y con gran impulso sostenido desde hace varios siglos vienen cultivando su gran amor a la ternura de la infancia de Jesús», destacó el prelado. «Hay que apreciar que, al honrar la tierna infancia de Jesús, el Niño Jesús (…) desde hace siglos aquí en Barlovento se mantiene firme, enseñándonos a todos que él es único y verdadero camino de Salvación».

Prensa CEV
03 de diciembre de 2021

Comentarios