Clero de la Diócesis de Barcelona realiza Ejercicios Espirituales

24
Feb
2021

Barcelona.- Esta semana, del 22 al 28 de febrero de 2021, se llevan a cabo, en la Diócesis de Barcelona, los Ejercicios Espirituales correspondientes al año 2021, los cuales se llevan a cabo por grupos según las zonas pastorales de la diócesis.

Los presbíteros distribuidos en los Arciprestazgos San Jerónimo y Virgen del Valle (Barcelona y Lechería),  San Ambrosio (Puerto La Cruz y Guanta), San Agustín (zona centro) e Inmaculada Concepción (zona oeste), realizan este encuentro a fin de avivar y acrecentar su vida espiritual, además para fortalecer los lazos fraternos desde el compartir y la oración en común. 

En los arciprestazgos que forman el territorio de la diócesis, 38 sacerdotes del clero que pastorean las 50 parroquias existentes, participan en grupos pequeños, medida que se acordó por la situación de pandemia por el Covid-19. Monseñor Jorge Aníbal Quintero Chacón, Obispo de Barcelona, quien acompaña los Ejercicios Espirituales en el Arciprestazgo Inmaculada Concepción, enfatizó que esta actividad está enmarcada en la valoración de la espiritualidad de cada uno de los sacerdotes. “Este retiro para el presbiterio de la Diócesis de Barcelona se realiza desde hace cuatro años durante la primera semana de Cuaresma”, dijo. 

Recalcó que, a pesar de la pandemia, cuando discutieron como clero la programación de este año “decidimos dejarlo pero, esta vez, acordamos hacerlo por zonas pastorales y ha dado muy buen resultado”. El pastor diocesano explicó que cada arcipreste organiza la logística para recibir a sus hermanos; durante el día se contemplan meditaciones orientadas a la oración y reflexión. “Cada sacerdote prepara un tema y lo expone. Además celebramos Misa a diario”. 

Monseñor Quintero fue enfático al indicar que salir de lo acostumbrado es detenerse a pensar en su condición de sacerdote. “Nos ayudamos con los Documentos de la Iglesia, fundamentalmente con la Sagrada Escritura”. Esta actividad tiene la particularidad de hacer detener la labor diaria de los pastores en medio de un tiempo oportuno para la interioridad. “Nos detenemos de nuestro trabajo pastoral. Nos permite mirar hacia atrás y reflexionar por lo que hemos pasado, por lo que hemos hecho mal o no tan bien con el firme propósito de mejorar. Reconocemos las sombras y las luces”.

Culminó diciendo que estos ejercicios permiten al clero una mejor proyección personal como sacerdote para dar pasos positivos y con energías recargadas para seguir trabajando por el Reino. Sostuvo que los retiros espirituales de los sacerdotes “son momentos de gracia”. 

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de Barcelona
24 de febrero de 2021