Presentada Exhortación Postsinodal “Christus Vivit” en la CXIII Asamblea de la CEV

11
Ene
2020

Caracas.- La mañana del 11 de enero de 2020, último día de la CXIII Asamblea Ordinaria Plenaria de la CEV, Mons. Jesús González de Zárate, Arzobispo de Cumaná y Presidente de la Comisión Episcopal de Adolescencia y Juventud, presentó ante sus hermanos obispos la Exhortación Postsinodal “Christus Vivit”, acompañado de Saritza Roque y José Martínez, Directores Nacionales del Departamento de Adolescencia y Juventud de la CEV, quienes asumieron la responsabilidad de la coordinación de la Pastoral Juvenil de Venezuela desde octubre de 2019.

Mons. González de Zárate dio a conocer la Exhortación Apostólica Christus Vivit a través de un video en el cual jóvenes de distintas diócesis del país, brindaban sus reflexiones sobre cada uno de los 9 capítulos que la comprenden, mostrando de esta manera la participación del joven comprometido con la acción pastoral y evangelizadora de la Iglesia.

Tras la proyección del video, el Arzobispo de Cumaná profundizó en las propuestas del Papa Francisco para los jóvenes del mundo, explicando que el joven no solo recibe la acción pastoral sino que también es sujeto que acciona. “La influencia de los jóvenes es decisiva (…) son el presente, están aquí, ahora” expresó, en referencia a la conocida frase “Los jóvenes son el ahora de Dios”, dicha por el Sumo Pontífice en la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019.

“Los jóvenes son tierra sagrada, son un lugar teológico”, continuó diciendo Mons. González de Zárate, señalando que para lograr su formación es necesario comprender que en ellos se hace presente Dios, en sus inquietudes y necesidades, por lo que el acompañamiento es fundamental. Seguidamente, hizo referencia a que uno de los puntos que menciona el Papa Francisco en la exhortación, en el que indica que no existe una sola juventud, sino muchas juventudes, por cuanto la realidad de cada joven y de cada grupo de jóvenes es diferente, según sus condiciones sociales, su entorno y su cultura.

Debido a lo anterior, el prelado destacó que es menester que la pastoral juvenil sea “sinodal, misionera, popular y profética”, que no se encierre en pequeños grupos ni sea autorreferencial, sino que salga al encuentro de todos, y que, procurando un “diálogo intergeneracional”, se apoye en los mayores, de quienes los jóvenes pueden aprender grandes enseñanzas. Por último, reiteró que el acompañamiento en la pastoral juvenil es fundamental; para ello, “no hay que quedarse en el campo de animación sino ser parte de la vida del joven y profundizar a través de la escucha el mundo juvenil”.

Prensa CEV
11 de enero de 2020

Comentarios