Desastre en Tonga: Francisco cercano del sufrimiento de la gente

19
Ene
2022

Vaticano.- Una oración coral se eleva desde el Aula Pablo VI por todos los afectados por la erupción más potente de los últimos 30 años el 15 de enero. El escenario que se desarrolla es casi apocalíptico, con la ceniza que sigue cubriendo todo. Todo lo que queda del volcán Hunga Tonga- Hunga Ha’apai son dos pequeñas porciones de tierra sobre el nivel del mar.

La violenta erupción del pasado sábado en las islas del Pacífico fue -según los expertos- la peor de los últimos treinta años y sembró tal destrucción que arrasó con porciones enteras de territorio. Tres personas murieron en el archipiélago y dos en Perú tras el tsunami resultante. El pensamiento del Papa Francisco va hoy hacia estas poblaciones. Al final de la audiencia general, no dejó de expresar su cercanía y su oración a Dios para aliviar el dolor de tantas personas.

“Mis pensamientos están con la población de las islas de Tonga, golpeada en los últimos días por la erupción de un volcán submarino que ha causado enormes daños materiales. Estoy espiritualmente cerca de todas las personas afligidas, implorando a Dios que alivie su sufrimiento”. “Invito a todos a unirse a mí en la oración por estos hermanos y hermanas”.

Cenizas y agua potable: se retrasan las tareas de ayuda

Mientras tanto, desde Tonga llegan imágenes y noticias dramáticas como consecuencia del aislamiento y los daños causados por las cenizas y los escombros. En primer lugar, se necesitarán semanas para restablecer las comunicaciones entre el archipiélago y el resto del mundo, ya que el único cable de fibra óptica que recorre el arrecife ha resultado dañado por la erupción. Un barco tendrá que levantar el cable para evaluar los daños y luego los equipos tendrán que repararlo. También crece el temor a la propagación de Covid-19, un «tsunami de Covid», como lo llaman las autoridades locales, importado por los rescatistas llamados a correr a las islas, algunas de las cuales han quedado completamente cubiertas por la ceniza.

En el campo de operaciones actualmente están Australia y Nueva Zelanda, desde donde han partido barcos militares con productos de primera necesidad que, sin embargo, tardarán días en llegar, aproximadamente para el fin de semana. Como también ha señalado Unicef, uno de los problemas más acuciantes es la disponibilidad de agua potable, ya que el suministro de agua se ha visto gravemente afectado por las cenizas volcánicas. Lo confirman declaraciones del gobierno y las imágenes aéreas grabadas por los vuelos de reconocimiento de la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda, que muestran un paisaje similar al de la luna.

«Estamos preparados para prestar ayuda humanitaria», dijo el representante de Unicef en el Pacífico, Jonathan Veitch, y los kits esenciales de agua y saneamiento se pusieron inmediatamente a disposición para su distribución. La mayor parte del país se ha visto afectada por una capa de 1-2 cm de ceniza volcánica, lo que ha comprometido el suministro de alimentos y ha afectado negativamente a la calidad del aire. En los próximos días, el acceso al agua potable será una prioridad inmediata.

Respuesta de Cáritas

A la declaración del gobierno de Tonga sobre la necesidad de «ayuda inmediata» ha respondido también Cáritas de Australia y Nueva Zelanda, especialmente en el ámbito del agua. «Tonga ya tiene problemas con el suministro de agua limpia porque depende de las aguas subterráneas, así que esto va a poner a las comunidades en una situación muy difícil», dijo Damaris Pfendt, coordinadora humanitaria de Caritas Australia para el Pacífico. La organización está tratando de establecer comunicaciones con su homólogo tongano para evaluar la situación sobre el terreno y determinar las necesidades más urgentes.  Por las pocas actualizaciones que han llegado, Caritas Australia ha sabido que la devastación es importante, especialmente en las islas periféricas.

«Hay una necesidad urgente de agua potable y refugio, especialmente para las comunidades de la costa cuyas casas fueron dañadas por las olas del tsunami. Las carreteras y los puentes también han sufrido daños», dijo Pfendt pero subrayó que Cáritas Tonga ya dispone de suministros de emergencia en la capital, Nuku’alofa, y en Ha’apai, por lo que podrán cubrir al menos las necesidades inmediatas.  «Es crucial que demos un paso adelante y apoyemos a nuestros vecinos», destacó, por lo que se ha puesto en marcha una campaña de recaudación de fondos.

Este mismo compromiso el de Nueva Zelanda a través de donaciones: «Sabemos», dicen, «que la recuperación será difícil, pero el equipo de Cáritas Tonga cuenta con el apoyo de un sólido equipo de voluntarios en toda la isla. Nuestros pensamientos y oraciones están con el pueblo de Tonga y especialmente con nuestros socios y comunidades con los que hemos trabajado durante muchos años. La comunicación está siendo muy difícil en este momento, pero ya el sábado estuvimos en contacto con Cáritas Tonga. Juntos hemos completado el reposicionamiento de suministros de emergencia en tres lugares de Tonga, por lo que estamos bien preparados para este tipo de eventualidades».

Prensa CEV
Nota de prensa de Vatican News
19 de enero de 2022

Comentarios

Dejenos su comentario