De Roma a Asís, el camino de los jóvenes latinoamericanos hacia la nueva economía

20
Sep
2022

Vaticano.- La Pontificia Comisión para América Latina organizó un encuentro con la juventud latinoamericana en Roma previo a “Economy of Francesco” que inicia este jueves 22 de septiembre en Asís.

El Papa Francisco confía en los jóvenes. Son “capaces de soñar y listos para construir, con la ayuda de Dios, un mundo más justo y más bello”, como expresó el Pontífice en la carta de 2019 invitándolos al encuentro “Economy of Francesco”. Tres años después, con la misma convicción, se encontrarán por primera vez de manera presencial en Asís, tras la pandemia, durante la que efectuaron actividades virtuales.

A dos días del evento (22-24 de septiembre, en Asís), la Pontificia Comisión para América Latina, la CAL, convocó a los jóvenes latinoamericanos presentes en la Ciudad Eterna para un encuentro en la tarde de este martes 20 de septiembre en la sede del organismo, en Vía de la Conciliación, a pocos pasos de la Plaza de San Pedro. El objetivo, como explica la teóloga argentina Emilce Cuda, Secretaria de la institución pontificia, es propiciar un espacio de conocimiento mutuo entre los chicos y chicas que se han visto solo los rostros en una pantalla. La iniciativa pretendía, a su vez, que logren la unidad continental por el cuidado de la casa común. 

Habiendo sido convocada por Economía de Francisco en el origen para trabajar como senior, se dio cuenta de que los jóvenes se anotaban de manera individual, cuando en los países latinoamericanos hay una larga tradición de organizarse por cuestiones sociales, económicas y políticas, incluso eclesiales. Al comienzo, tomó el desafío de conectarlos, ayudarlos a que se conozcan y articulen sinergias. De este modo, impulsó la creación del primer grupo de WhatsApp. 

Al ingresar a la CAL, una gran sala con la imagen del Papa Francisco y un cuadro de la Virgen de Guadalupe acogía a los jóvenes que llegaban con alegría por la oportunidad de conocerse, quebrando los límites de la virtualidad. Luego de los abrazos y saludos de rigor, la secretaria Emilce Cuda tomó la palabra y reivindicó que la CAL es la casa de todos los latinoamericanos en Roma y el «puente» del pueblo latinoamericano con la Curia Romana. Subrayó, además, que la entidad tiene las puertas abiertas para todas las necesidades de los jóvenes, involucrados en proyectos diversos, algunos de los que fueron expuestos en líneas generales durante el encuentro informal y serán desarrollados en profundidad en la ciudad de Asís. 

Entre los múltiples jóvenes que se presentaron y contaron las iniciativas que integran en sus respectivos países, Nicolás Delmastro, de Rosario, Argentina, compartió con Vatican News el trabajo de la Fundación Alameda, comprometida con la lucha por la erradicación contra la explotación infantil y la trata de personas. La organización funciona hace 20 años en el país, surgió a raíz de la crisis de 2001 y a partir de 2008-2009 fue acompañada por el entonces Cardenal Bergoglio, «acompañando la denuncia de los talleres clandestinos, de los prostíbulos y de los narcoprostíbulos y toda la mafiosidad en la ciudad de Buenos Aires». La labor era de denuncia y de concientización, recuerda Delmastro, evitando el consumo y la compra de bienes fruto del trabajo esclavo.

Y en el poliedro de nombres, rostros e historias de jóvenes que se preparan para el encuentro tras las huellas de San Francisco, con una sonrisa, Antonella Cabral, economista paraguaya de la Universidad Nuestra Señora de la Asunción, manifestó su gozo por poder estar en el encuentro y precisó que es la única representante del Paraguay en esta edición. Con emoción recordó que conversó con el Cardenal Adalberto Martínez Flores, arzobispo metropolitano de Asunción y primer Purpurado en la historia de la nación sudamericana, quien la animó a seguir adelante. Cabral resaltó el desafío de participar sin una delegación, pero también reconoció la oportunidad que se abre con este evento, anhelando que impulse un proceso transformador.

Otros de los testimonios compartidos, en contextos desafiantes y donde los jóvenes buscan convertir los sueños de cambio en realidad y en profecías para las siguientes generaciones, procedían de Brasil, una nación con un proficuo recorrido hacia este evento. Los jóvenes brasileños repartieron un documento en el que exponen su denuncia de la violencia financiera y hacen un anuncio de economías para el buen vivir de las personas. 

«Clara: el anuncio latinoamericano», «América Latina denuncia por el fin de las economías extractivas», la desinversión en minería como «herramienta hasta la coherencia ética», las violaciones de los derechos humanos cometidos por empresas mineras, la necesidad de una «economía samaritana» frente a una «economía de muerte» son algunos de los temas desglosados en el volumen por el comité lusófono de Economy of Francesco.

¿Qué proponen los jóvenes para un nuevo modelo económico?

La CAL también entregó a los jóvenes participantes en el encuentro un «Documento de los Movimientos Populares – Economía de Francisco», en el que los movimientos, las organizaciones y los militantes populares quieren hacer llegar su aporte a los jóvenes participantes de la reunión en Asís. Su intención es, como ellos mismos afirman en el texto, «aportar elementos para imaginar un sistema alternativo superador, erradicando la idolatría del dinero que estructura la economía global y nuestras vidas; dándole creatividad a la naturaleza, las mujeres y los hombres».

Los jóvenes, que son el ahora de Dios como ha insistido el Papa, agrupan sus propuestas en cinco grandes ejes que son: la ecología integral y bienes comunes; la democracia económica; tierra, techo y trabajo; educación, salud, comunicación y tecnología; soberanía, movilidad humana y paz. Las propuestas tienen como antecedentes los documentos elaborados en los tres encuentros muniales de movimientos populares, los diversos encuentros nacionales y regionales realizados por las organizaciones comunitarias y las «inspiradoras intervenciones y elaboraciones del Papa Francisco», así escriben. 

Entre los abundantes planteos, se encuentran, por ejemplo, usufructuar prioritariamente los bienes de la naturaleza, aplicar una política mundial de descontaminación de los alimentos, garantizar la soberanía alimentaria de todos los pueblos, ejercer el pleno derecho a tener un trabajo digno por parte de la población adulta, garantizar el derecho de todos a acceder a la educación, promover un amplio debate sobre los principios de una matriz tecnológica al servicio de la vida humana y de la preservación del planeta, y la lista sigue…

Prensa CEV
Nota de prensa de Vatican News
20 de septiembre de 2022

Comentarios

Dejenos su comentario