Vivir los principios de la sinodalidad desde Radio María, una invitación de Mons. Azuaje en Encuentro Continental Americano

18
Feb
2022

Bogotá.  Promover el crecimiento y desarrollo de Radio María en América a través de herramientas de promoción, programación, planificación y gestión, fue la propuesta del Encuentro Continental Americano que reunió al personal de las emisoras de Radio María este 15 y 16 de febrero. El encuentro de carácter virtual estuvo dirigido a presidentes, directores, coordinadores, asistentes de programación y promotores de la emisora en América Latina y el Caribe.

Sinodalidad y misión

La reflexión central del encuentro estuvo a cargo de Monseñor José Luis Azuaje, presidente de Cáritas América Latina y coordinador del Centro de Programas y Redes de Acción Pastoral del Celam. «Sinodalidad en la vida y en la misión de la Iglesia», fue el título de la ponencia que invitó a vivir los principios de la sinodalidad desde el quehacer de los medios de comunicación y particularmente de Radio María.

El prelado inició recordando la influencia vital de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y Caribeño en la historia de la Iglesia contemporánea, así como en el desarrollo de diversas iniciativas pastorales que se fueron gestando en todo el continente con el propósito de cultivar un camino en el discipulado misionero y que tras 15 años de trabajo, plantea inquietudes y caminos por recorrer con el fin de afinar la respuesta de la Iglesia para atender desde lo pastoral las realidades y dolores de la gente de nuestros pueblos.

Nutrirse para el envío

Haciendo memoria de esta experiencia, el prelado dijo que uno de los principales frutos de Aparecida fue el haber entrado como discípulos y misioneros para salir como discípulos – misioneros, en apariencia una sutil diferencia, pero en la acción todo un itinerario lleno de metas claras en la formación del que opta por el servicio a Dios en el encuentro con los hermanos y permite que su corazón viva adherido a Dios; disponible para  preparar el alma y la mente con la perspectiva de ser enviados siempre con la suficiente apertura para observar lo que nos rodea, capaces de escuchar y analizar la realidad que se pone frente a nosotros.

Al respecto, Monseñor José Luis Azuaje comparó este camino con la tarea que se adelanta desde la radio y que trae consigo esa carga comunitaria en la que todos participan y emprenden acciones para lograr que los oyentes se sientan en familia, lo que no podría llevarse a cabo sin un encuentro previo con  Dios que transforme la existencia desde lo más profundo y lleve a contagiar a otros de esa alegría incomparable.

El llamado del Papa

De esta forma -recordó el obispo- las enseñanzas de Aparecida y la implementación de la misión continental se convierten en antecedentes del llamado actual del Papa Francisco a vivir la experiencia de la sinodalidad, fundamentada en tres elementos esenciales: el primero de ellos es el gozo, la alegría esa que nos produce el haber hallado a Cristo y que es tan grande que no podemos guardarla para nosotros mismos sino, que hemos de compartirla con los que lleguen a nuestro camino, esa es la alegría de ser evangelizadores, un sentimiento que ha de experimentar cada radialista al hallarse frente a los micrófonos.

El segundo elemento es la salida misionera porque hemos de ser promotores una Iglesia de puertas abiertas que no siente miedo y no se debilita al entrar en contacto con otros que piensan diferente; más bien está preparada en función de recibir cualquier expresión de diversidad, cualquier pluralismo. En tercer lugar está la conversión, el llamado al cambio, la revisión personal y estructural para facilitar la misión.

Así, el papa Francisco nos propone ciertos elementos para que la Iglesia viva la experiencia de la sinodalidad más allá de la teoría. Una Iglesia pobre para los pobres, la Iglesia como ese hospital de campaña que desde la ternura y la misericordia, supera el juicio y la condenación para acoger al otro, lo que se convierte en una invitación para todos y en especial para que las obras de carácter mundial como Radio María, inicien o profundicen este camino con valentía, en una Iglesia que sirviendo a los otros se ayuda a sí misma porque está centralizada en las enseñanzas de Jesucristo.

Un carisma que se renueva

El encuentro continental de Radio María también estuvo acompañado por  las palabras de Vittorio Viccardi, presidente de la Familia Mundial de Radio María, y el padre Livio Fanzaga director espiritual de la emisora que abordaron las cuestiones propias del carisma que distingue a este medio de comunicación, fundamentado en la evangelización, la promoción humana y el voluntariado.

Al respecto el Padre Livio Fanzaga agradeció el compromiso que todos los miembros de Radio María van adquiriendo en estos tiempos difíciles en los que se hace necesario mantener el ánimo para continuar hacia el futuro, fortaleciéndose para entender la responsabilidad de cada encargo humano o pastoral, porque al interior de la emisora puede definirse con un cargo humano, es decir, directores, coordinadores de programación o cualquier otra responsabilidad, pero en realidad se trata de ser apóstoles y si es necesario mártires, testigos en medio de un tiempo dramático, pero confiados en la acción intercesora de la Virgen María que impulsa a luchar, trabajar, creer y dar testimonio de todo aquello que se ha vivido en su presencia.

Prensa CEV
Nota de Prensa CELAM
18 de febrero de 2022

Comentarios