Ucrania. Santa Sede: El Papa defiende la vida, no toma posiciones políticas

30
Ago
2022

Vaticano.- Un comunicado responde a la polémica surgida por las palabras de Francisco en los últimos días, cita las «numerosas» intervenciones del Pontífice sobre la guerra y recuerda que siempre ha condenado la agresión rusa como «moralmente injusta, inaceptable, bárbara, insensata, repugnante y sacrílega».

El Papa habla como un pastor que defiende cada vida humana, no como un político. Y esta es la lectura correcta que hay que dar también a sus numerosas intervenciones sobre la guerra en Ucrania. Así lo afirma un comunicado de la Santa Sede, publicado una semana después de las palabras de Francisco en la Audiencia del miércoles 24 de agosto y su mención al atentado en el que perdió la vida en Rusia la hija de Dughin. Palabras que también han provocado reacciones polémicas a nivel político e institucional en Ucrania.

«En el contexto de la guerra en Ucrania –se lee en el comunicado de la Santa Sede, han sido numerosas las intervenciones del Santo Padre Francisco y de sus colaboradores al respecto. Su objetivo es sobre todo invitar a los pastores y a los fieles a la oración, y a todas las personas de buena voluntad a la solidaridad y a los esfuerzos para reconstruir la paz».

«En más de una ocasión, como en los últimos días, han surgido discusiones públicas sobre el significado político que debe atribuirse a estas intervenciones. En este sentido, se reitera que las palabras del Santo Padre sobre esta dramática cuestión deben leerse como una voz alzada en defensa de la vida humana y de los valores a ella asociados, y no como una postura política».

«Con respecto a la guerra de amplia dimensión en Ucrania, iniciada por la Federación Rusa -concluye el comunicado de la Santa Sede- las intervenciones del Santo Padre Francisco son claras e inequívocas al condenarla como moralmente injusta, inaceptable, bárbara, insensata, repugnante y sacrílega.

Prensa CEV
Nota de prensa de Vatican News
30 de agosto de 2022

Comentarios

Dejenos su comentario