SEDAC: Que gobiernos respeten derechos de migrantes

20
Ene
2021

Vaticano.- El Secretariado Episcopal de América Central, SEDAC, ante los flujos migratorios mixtos que se desplazan en caravana, y que fueron desarticulados en forma violenta en Guatemala, requiere a los Estados involucrados a que se respete el “derecho de acceso al territorio y la no devolución de todas aquellas personas que tienen una necesidad de protección internacional, nueve mil familias en este caso.

Una nueva caravana partió de Honduras, nueve mil personas que huyen de la miseria, la falta de oportunidades y los escombros causados por el paso de dos devastadores huracanes, Eta e Lota, que han reducido al país, a la penuria. Desde la semana pasada, como lo hicieron en 2018, han estado en la carretera con la esperanza de encontrar su Eldorado en los Estados Unidos. Sin embargo, en la víspera de la inauguración del mandato de Biden, las autoridades estadounidenses dejaron claro “que ahora no es el momento de salir para los EE.UU., que la situación en la frontera no cambiará de la noche a la mañana”.

Caravana desarticulada con la fuerza

Mientras tanto, en Guatemala, la caravana, el pasado 16 de enero, “mientras cruzaba la frontera a Guatemala, las fuerzas policiales y militares estaban preparadas para atacar a la población Migrante que estaba compuesta por niños, adolescentes jóvenes y personas mayores, les lanzaron gases lacrimógenos con el objetivo de intimidarlos.  Están todos cansados, hambrientos, sedientos. Las autoridades de México y Guatemala, se organizaron no para ayudarles a pasar sino para trasladarlos nuevamente al territorio hondureño. Fue de esa manera que desarticularon la caravana de Migrantes hondureños de Honduras fueron trasladados a la gran terminal de San Pedro Sula en autobuses puestos por el gobierno hondureño luego varias instituciones en salud se organizaron para aplicar la Prueba del COVI 19”, declaraciones de Sixto Rodríguez de la Pastoral de Movilidad Humana, Honduras.

SEDAC: defender derechos de los migrantes

El Secretariado Episcopal de América Central, SEDAC, ante los flujos migratorios mixtos que se desplazan en caravana, y que fueron desarticulados en forma violenta en Guatemala, declaran la urgencia para que las “instituciones garantes y fiscalizadoras del cumplimiento y respeto de los derechos humanos y de las garantías constitucionales, se mantengan en total alerta y en monitoreo constante para defender a las personas, especialmente las mujeres y los niños”.

Atacar las causas que origina la migración

En su comunicado la SEDAC, firmado por Monseñor Escobar Alas, presidente y el Cardenal Rosa Chávez, secretario, declaran además que los flujos migratorios no es un problema de un solo país, sino de toda la región, por tanto, reiteran el “llamado a los gobiernos de la región y México a trabajar de manera conjunta, integral y humana la realidad migratoria regional”, recordando que hay que “atacar las causas estructurales que originan la migración”, y no a los migrantes indefensos.

Mientras familias enteras se dirigen hacia el norte en caravanas, muchas veces son víctimas del crimen organizado y de la delincuencia común, los obispos centroamericanos exhortan a las autoridades de la región a “garantizar la seguridad de las personas migrantes que transitan en sus respectivos países”.

Respeto al derecho de acceso al territorio 

Una vez más la SEDAC requiere a los Estados involucrados a que se respete el “derecho de acceso al territorio y la no devolución de todas aquellas personas que tienen una necesidad especial de protección internacional. También instan a que se respete la unidad familiar, y que los gobiernos de la región desarrollen políticas que brinden, “efectivamente oportunidades de superación a todos, principalmente de estudio para los jóvenes y trabajo para los adultos; para que no se vean obligados a dejar su propio país, poniendo en tan alto riesgo sus vidas.

Los obispos centroamericanos agradecen la labor de “todas aquellas personas y organismos de la Iglesia que en primera fila brindan la atención humanitaria. Ese es el ejemplo del Buen Samaritano pedido por el Señor Jesús”. Los obispos centroamericanos, reconocen y respetan el “legítimo derecho a la soberanía de los países involucrados en el tránsito de estos migrantes. Sin embargo, en nombre de la caridad política auspiciada por el Papa Francisco, piden que no se vulneren sus Derechos Humanos y que haya una actitud profundamente humanitaria hacia los mismos independientemente de su situación migratoria”.

Prensa CEV
Nota de prensa de Vatican News
20 de enero de 2021