Diócesis de Venezuela recibirán reliquias del Dr. José Gregorio Hernández

28
Abr
2021

Caracas.- La Reliquia del Dr. José Gregorio Hernández será presentada durante la Ceremonia de Beatificación del Médico de los Pobres, como parte de la liturgia. Se trata de un fragmento de la osamenta del próximo Beato, tomada durante la exhumación realizada el 26 octubre de 2020, día en que la Iglesia en Venezuela celebra su nacimiento.

De aquella exhumación fueron tomados también los fragmentos que serán distribuidos en las Arquidiócesis, Diócesis y Vicariatos Apostólicos del país, para los cuales fueron preparados 40 relicarios, creación de las venezolanas Matilde Sánchez y María Teresa Aristiguieta, con elementos que caracterizan aspectos propios del Médico de los Pobres: La base sugiere un microscopio realizado con hierro venezolano, signo de la pasión del Dr. José Gregorio Hernández y su dedicación por la ciencia, la investigación y la medicina. El cuerpo del relicario está compuesto por la forma del sombrero que utilizaba, símbolo de su humildad y espíritu generoso; finalmente, arriba de todo, se encontrará la reliquia circundada por una aureola de perlas provenientes de la Isla de Margarita, haciendo referencia a la devoción de José Gregorio por el Santo Rosario.

Las reliquias, por otra parte, estuvieron a cargo de la congregación de las Siervas de Jesús, fundadas por la tercera Beata venezolana, Madre Carmen Rendiles. Todas las hermanas participaron en la confección de las más de 160 reliquias, para lo cual dedicaron un mes con gran entrega y devoción. Agradecen haber sido consideradas para la labor, pues para ellas fue un servicio realizado en representación de la vida religiosa en Venezuela, y no solo como congregación.

En palabras de la Hna. Rosa María Ríos, Superiora de las Siervas de Jesús, durante la preparación de las reliquias las religiosas se mantuvieron orantes por el fin de la pandemia, por el personal médico y por la paz de Venezuela y del mundo. Las reliquias fueron entregadas a Mons. Tulio Ramírez, Obispo de Guarenas y Vicepostulador de la Causa de Beatificación y Canonización del Dr. José Gregorio Hernández, quien en un acto ceremonial llevado a cabo de forma austera pero con gran fervor, expresó a las Siervas de Jesús: “que Venezuela reciba este gesto de amor de cada una de ustedes y premie la laboriosidad religiosa con la cuales ustedes realizaron esta confección de las reliquias”.

Durante la rueda de prensa del viernes 23 de abril de 2021, el Cardenal Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de Caracas expresó que la devoción del Dr. José Gregorio Hernández se ha extendido a otros países, debido al “éxodo de venezolanos y el retorno a sus lugares de origen de personas que vivieron en nuestro país”, por lo que informó que han llegado solicitudes para exponer las reliquias del nuevo beato en iglesias, capillas o ermitas en su honor. “Uno de los ejemplos es la petición hecha por el Obispo de Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias, de 15 reliquias, una para cada obra levantada en su región en honor a José Gregorio Hernández”, destacó el Cardenal Porras.

¿Qué es una reliquia?

Una reliquia es el resto de algún santo o algún objeto relacionado con él, mediante el cual se rinde honor a su persona, por los méritos que alcanzó del cielo al llevar una vida de virtudes cristianas. Desde el inicio de la historia de la Iglesia, las reliquias han recibido siempre especial atención, pues el cuerpo de los santos y beatos, fueron templos vivos del Espíritu Santo e instrumentos de santidad a través de quienes Dios se manifestó a otros. Los altares de los templos son consagrados a algún santo por medio de sus reliquias, de acuerdo al canon 1237 del Catecismo de la Iglesia Católica.

Son consideradas ‘reliquias insignes’ el cuerpo de los beatos y santos, partes considerables de sus cuerpos o el volumen completo de las cenizas derivadas de su cremación. Estas deberán custodiarse en urnas selladas, respetando su carácter sagrado. Son ‘reliquias no insignes’ los fragmentos pequeños del cuerpo de los beatos y santos, u objetos que tuvieron contacto directo con ellos. Deberán ser custodiados en tecas selladas, conservadas con espíritu religioso y evitar que sean objeto de superstición o comercialización.

Las reliquias no son talismanes o amuletos, sino sacramentales: “signos sagrados con los que han sido instituidos por la Iglesia católica para que imitando de alguna manera los sacramentos, se expresen efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia”, según lo indica el Código de Derecho Canónico. Las reliquias son signos visibles por medio de los cuales los fieles expresan su fe y por dicha fe, reciben gracias espirituales, a ejemplo del testimonio bíblico de la mujer que padecía hemorragias y al tocar el manto de Jesús recibe curación; no por el manto en sí mismo, sino por su fe que la llevó a acercarse a Jesús de aquél modo con total confianza en que solo tocar el borde de su vestimenta, recibiría curación. La respuesta de Jesús es la que sigue permitiendo cada milagro: “tu fe te ha salvado”.

Prensa CEV
28 de abril de 2021

Comentarios