Obispo de Trujillo en exequias de Mons. Barazarte: Damos gracias a Dios por su servicio sacerdotal

02
Jun
2022

Trujillo. – Después de semanas de hospitalización, falleció en la ciudad de Valera el meritorio Monseñor Salvador Barazarte. La noticia fue dada a conocer por el obispo diocesano, Mons. José Trinidad Fernández, el lunes 30 de mayo de 2022, para las honras fúnebres, se organizó un intenso programa de oraciones en capilla ardiente dentro del templo Santa Rosalía de Palermo en el Alto de Escuque, su pueblo natal.  La Eucaristía exequial, presidia por el pastor diocesano, se celebró este miércoles 01 de junio.

Desde el mismo momento de conocerse la noticia hubo abundantes manifestaciones de duelo por parte de obispos, sacerdotes y laicos, testimoniando el gran cariño a Mons. Barazarte durante su ministerio y su labor pastoral en la Diócesis de Trujillo, desde el año 1963, a seis años de creación.

Durante la homilía el Obispo diocesano exhortó a creer en el Misterio Pascual que le da sentido a nuestra fe y de modo particular, a personas como el Mons. Barazarte. “Hemos venido para dar gracias a Dios por su servicio sacerdotal y por el testimonio de su vida. Y también a darle gracias a él (a monseñor Barazarte) por su entrega, por su espíritu de servicio, por su disponibilidad, por el interés que puso siempre en hacer el bien, especialmente por transmitir la fe y el amor a Jesucristo”.

Antes de la bendición final el presbítero José Gregorio Escalona leyó, el acuerdo por el que la Diócesis convocó a elevar oraciones por el eterno descanso del sacerdote; también la municipalidad de Escuque entregó un acuerdo al Obispo y a los familiares de Monseñor Barazarte.

Después de las oraciones finales y el canto del responso, el féretro de Monseñor Barazarte fue llevado por los sacerdotes hasta la calle donde la feligresía lo tomó para conducirlo hasta el cementerio de la localidad donde fue sepultado.

Biografía de Mons. Salvador Segundo Barazarte Maldonado

Nació el 25 de julio de 1937

Hijo de Don Tobías Barazarte Silva y Doña Eolida Maldonado de Barazarte, nació el día 25 de julio de 1937, en El Alto de Escuque, sector La Laguneta (hoy Municipio Escuque del estado Trujillo.) Su educación primaria la cursó en la Escuela Federal 3229 (hoy Esteban Razquin).

Ingresó al Seminario San Buenaventura de Mérida el 15 de septiembre del 1951, allí cursó bachillerato hasta 1956, y los estudios de Filosofía hasta 1959; luego se trasladó al Seminario Interidiocesano de Caracas donde cursó la sagrada Teología.

Fue ordenado sacerdote el 04 de agosto de 1963 en la Catedral de Trujillo por Mons. José León Rojas Chaparro; celebró su Primera Misa en el templo parroquial Santa Rosalía de Palermo en su pueblo natal, El Alto de Escuque, el 10 de agosto de 1963.

Desde 1976 hasta 1978, fue enviado a la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma donde estudió Derecho Canónico graduándose con la mención honorífica Summa Cum Laude.

Como párroco, ejerció su acción pastoral en las siguientes parroquias de la diócesis: San Rafael Arcángel de Campo Elías; Ntra. Sra. del Carmen en Boconó; San Alejo de Boconó; Dulce Nombre de Jesús de Escuque; Santa Iglesia Catedral Nuestra Sra. de la Paz en Trujillo y Ntra. Sra. de Chiquinquirá en Trujillo.

Durante su ministerio desempeñó varios cargos en la Diócesis, entre ellos Vicario General y Vicario Judicial. De igual forma atendió capellanías y otros oficios pastorales entre los que destaca la Pastoral Familiar.

A Mons. Barazarte se le confirieron varias condecoraciones. Fue declarado hijo ilustre del Municipio Escuque por la Cámara Municipal de Escuque; con ocasión de sus Bodas de Oro Sacerdotales, la Municipalidad local nombró una calle de El Alto, con su nombre y dispuso instalar una placa conmemorativa en la misma.

Durante sus últimos años se dedicó a la confesión y dirección espiritual desde su casa y en ocasiones acompañando en el templo parroquial de Santa Rosalía; la parroquia acostumbró que durante las procesiones de los santos se hiciera una parada frente a su residencia para escuchar alguna reflexión y recibir la bendición; siempre lo hacía con mucho cariño, aunque ya tuviera pocas fuerzas físicas.

Entregó su alma al Altísimo el 30 de mayo del 2022, en Vísperas de la Festividad de la Visitación de María a su prima Santa Isabel.

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de Trujillo
2 de junio de 2022

Comentarios