Obispo de Puerto Cabello: La Resurrección de Cristo es signo de Esperanza

06
Abr
2021

Puerto Cabello.- Por segundo año consecutivo a causa de la actual pandemia, el Domingo de Resurrección, Monseñor Saúl Figueroa, Obispo de Puerto Cabello, realizó la tradicional bendición del Mar, acompañado de pocos representantes de la Cofradía del Santísimo Sacramento del Altar de la Catedral San José.

La Santa Misa de Resurrección se realizó en la Catedral San José de Puerto Cabello, presidida por Monseñor Saúl y concelebrada por el párroco Alexander Chacón, a puerta cerrada y sin fieles, cumpliendo los protocolos sanitarios y de la cuarentena social. Durante la homilía el Obispo destacó: “Celebramos la Misa de la Resurrección del Señor, dice San Pedro en la primera lectura: ‘Nosotros somos testigos de cuanto él hizo en Judea. Lo mataron colgándolo de la cruz, pero Dios lo resucitó al tercer día’. Por tanto, afirmamos que Jesús es el Señor resucitado que venció la muerte y nos devolvió la vida eterna”.

“Si Cristo no hubiese resucitado, vana sería nuestra fe; no existiría el cristianismo, ni los sacramentos, ni la Iglesia, ni estaríamos aquí. Pero Jesús resucitó y nos ha abierto nuevamente el camino al cielo. Y por eso hoy por encima de cualquier cosa, debemos confesar y reconocer sin miedo ni temor que Jesús es el Señor, el Mesías, el salvador. Que no debemos anteponerlo a ninguna criatura o energía o fuerza extraña”, expresó el Obispo.

Resaltó también la esperanza que trae la Resurrección del Señor. “Sé que vivimos momentos difíciles por la crisis del país agravada por la pandemia, sin embargo, después de la Resurrección de Cristo, tenemos una respuesta para nuestra existencia, tenemos una solución para nuestra vida. Tenemos una luz en medio de la oscuridad. Recordemos las palabras de Jesús: ‘Yo soy la luz del mundo’, ‘Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia’, ‘Yo soy el camino la verdad y la vida’; Por tanto hermanos, ¡Ánimo! Nadie nos separará del amor de Dios quien ha vencido a la muerte”, Finalizó. Mons. Figueroa.

Al concluir la Eucaristía, el Obispo se acercó al malecón de Puerto Cabello para bendecir las aguas de la Costa Carabobeña. Monseñor recordó que la Bendición del Mar significa “reconocer nuestra resurrección, porque el agua representa nuestro bautismo”.

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de Puerto Cabello
06 de abril de 2021