Mons. Raúl Biord agradece servicio de los misioneros oblatos de María Inmaculada en la Diócesis de La Guaira

14
Ene
2022

Caracas.- Con una Eucaristía en acción de gracias presidida por Mons. Raúl Biord, Obispo de La Guaira en el templo Nuestra Señora del Carmen, Mons. Ramiro Díaz, Obispo emérito de Machiques, y los sacerdotes José Manuel Cicuéndez y Nené Tasar Lepi, misioneros oblatos de María Inmaculada, se despidieron de la feligresía luego de seis años de servicios pastorales en la Diócesis de La Guaira.

Mons. Biord agradeció su labor pastoral en la diócesis, por su ejemplo como comunidad misionera “que supo ganar el cariño y el respeto de todos”. Añadió que “no les dice adiós, sino hasta luego” y pidió a Dios “que les mande muchas vocaciones para que haya más misioneros en su congregación y puedan regresar”. Mons. Biord añadió que Mons. Díaz, oriundo de España, ha sido testimonio de santidad y espíritu de humildad, tangible en su presencia en todas las actividades diocesanas y la celebración de la misa diaria en la capilla de La Roraima. “Sabía alegrar la presencia de todos”, expresó el Obispo de La Guaira. “Supo acompañar a las religiosas y los diáconos en sus retiros espirituales, fue profesor de Misionología y Espiritualidad en nuestro seminario”.

A continuación, describió al Pbro. Cicuéndez, español, como “un sacerdote muy inteligente y preparado”, párroco en La Soublette, quien sirvió en la dirección del Departamento Diocesano de Formación. “El Consejo de Pastoral Parroquial y Cáritas parroquial La Soublette, se han convertido en un referente para Catia La Mar”. Finalmente, se refirió al Pbro. Nené Tasar, africano, expresando que “conquistó el corazón de la feligresía por su simpatía”, y “se entregó de alma y corazón a su ministerio”, fundando 28 comunidades de base.

En la Eucaristía tuvo lugar la bendición de la imagen de San Eugenio de Mazenod, fundador de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, por parte de Mons. Raúl Biord. El cuadro será colocado como símbolo de la reliquia ubicada en el altar mayor y en recordatoria de los misioneros. Al finalizar la Santa Misa, Mons. Díaz y los sacerdotes Cicuéndez y Tasar, dirigieron palabras de cercanía y agradecimiento, en las que el obispo recordó que si San Pablo hubiese permanecido en el mismo lugar, no se hubiesen fundado las comunidades que permitieron el crecimiento de La Iglesia.

El domingo 16 de enero de 2022, a las 5:00 p.m., será la toma de posesión del nuevo párroco de la comunidad, Pbro. Beiker Martínez.

Prensa CEV
14 de enero de 2022

Comentarios