Mons. Ramón Aponte: «La Iglesia o es sinodal o no es Iglesia»

02
Dic
2021

Valle de La Pascua.- El jueves 25 de noviembre de 2021, se realizó el encuentro presbiteral diocesano para promover el Camino Sinodal. Inició con la Adoración Eucarística, centrada en las tres palabras claves del proceso sinodal: Comunión, Participación y Misión, cada una iluminada por la Sagrada Escritura, mostrando cómo el proyecto de Dios para la Iglesia pasa por el camino sinodal.

El día viernes 26 de noviembre, la reunión empezó con la oración de laudes, en la que el presbiterio diocesano junto a su obispo dio gracias a Dios por los 29 años de la erección canónica de la diócesis de Valle de la Pascua. En este encuentro el Pbro. Pedro Gijs, ofreció la ponencia “Identidad y espiritualidad del Sacerdote Diocesano”, donde recordó que la misma estaría destacada no sólo por la acogida del proyecto que Jesús marca con su vida para todo cristiano; sino, fundamentalmente, por la identificación íntima con ese proyecto, tanto así que el mismo presbítero diocesano, “a la manera de Jesús” y “con su espíritu”, ha de ser capaz de hacer que su vida toda hable del proyecto de Jesús. Es decir, que la vida del Sacerdote diocesano, toda ella hable de Jesús mismo y de su reino.

Por su parte, el Vicario de Pastoral el Pbro. José Antonio Tolosa, dictó las pautas y el material para trabajar el período de escucha que tendrá lugar en la etapa diocesana del Sínodo de la Sinodalidad. Mostró la importancia del camino sinodal como la única opción para poder ser Iglesia y responder a las necesidades del pueblo de Dios hoy, para esto es necesario caminar juntos: “caminar juntos es posible desde la escucha comunitaria de la Palabra y la celebración de la Eucaristía y los Sacramentos de la vida. Nos preguntamos si las celebraciones litúrgicas inspiran y guían nuestra vida y misión personal y comunitaria, si promueven la participación de todos los fieles, si hay espacios para los ministerios laicales, si el lenguaje es cercano para las personas de hoy”.  

En horas de la tarde, se llevó a cabo un ejercicio titulado “Escucha y Discernimiento – Sentir como Clero Diocesano”, desde pequeños grupos los sacerdotes de los diferentes arciprestazgos participaron del diálogo y la escucha activa. Cada uno narró su experiencia vivida sobre el tiempo de pandemia, los retos y cansancios pastorales.

Para finalizar la jornada de este día, se realizó la Misa Crismal. Mons. Ramón Aponte en su homilía recordó los grandes acontecimientos vividos en nuestra Iglesia durante el último año, entre ellos la beatificación de José Gregorio Hernández, la Asamblea Eclesial de América Latina y del Caribe y el Sínodo de la Sinodalidad, afirmando que estos constituyen un momento de gracia para la Iglesia. En lo respecta a la sinodalidad Mons. Aponte aseguró, que la Iglesia para este nuevo tiempo o es sinodal o no es Iglesia, pues este es el querer de Dios para la iglesia del siglo 21.

En la Misa Crismal se bendijeron los óleos y se consagró el Santo Crisma, además, se renovaron las promesas sacerdotales de los presbíteros. El encuentro llegó a su fin el sábado 27 de noviembre, día en que se conformó la Comisión Diocesana para el Camino Sinodal y se finiquitó la línea de trabajo pastoral para el 2022, que estará centrada en el proceso de escucha.

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de Valle de La Pascua
02 de diciembre de 2021

Comentarios