Diócesis de San Cristóbal celebró XXV aniversario de la Ordenación Sacerdotal más numerosa en su historia eclesiástica

16
Mar
2022

San Cristóbal.- El 15 de marzo en la capilla Jesucristo Sumo y eterno sacerdote del Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino, se efectuó la Santa Eucaristía de las bodas de plata de los sacerdotes Reinaldo Balza, Roger Cáceres, Alexis Guerrero,  David Pabón, Edgar García Gamboa, Esteban Galvis, Hildebrando Ruíz, Iván Jaimes, Leonidas Camargo, Ramiro Rojas,  Rogelio Landeta, Romelio Ramírez, Miguel Villamizar y el recuerdo en la oración de quienes ya fallecieron, los sacerdotes José Luis Jaimes y Jesús Manuel Pernía.

La Eucaristía estuvo presidida por el presbítero Reinaldo Balza rector del Seminario Diocesano, junto a Mons. Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal, y Mons. Juan Alberto Ayala, obispo auxiliar de San Cristóbal, así como parte del clero diocesano.

Hace 25 años

La hoy plaza de toros «Hugo Domingo Molina», fue el lugar en el que hace 25 años se ordenaron 18 sacerdotes, que egresaban del Seminario Santo Tomás de Aquino y que con valentía asumían su ministerio. Fueron presentados ante la multitud, que acudió con alegría a este recinto para renovar su fe y ser testigos de un hecho histórico para la Iglesia local.

Aquel 15 de marzo de 1997, en la Plaza Monumental de Pueblo Nuevo, el IV Obispo de San Cristóbal ordenaba 18 nuevos sacerdotes para el servicio del Pueblo de Dios; también ese 15 marzo de 1997 fue oportuno para celebrar los 75 Años de la Diócesis de San Cristóbal y los 50 años de sacerdocio de Mons. Marco Tulio Ramírez Roa.

La homilía

En la ceremonia, Mons. Moronta dirigió la homilía e invitó a los sacerdotes a recordar sobre el misterio de la ordenación sacerdotal en dos aspectos: “Les invito a detener nuestra atención sobre el hecho maravilloso y sacramental de su ordenación. Entre muchos, hay dos elementos que quisiera destacar (…) nos hablan de cómo la Liturgia del Sacramento del Orden sacerdotal es una acción pública desde dos puntos de vista: el de la celebración, ya que no es un acto que se hace de manera escondida; además, expresa el inicio de un ministerio también público que compromete la vida del ordenado en servicio al pueblo de Dios” recordó el Obispo.

La renovación de las promesas sacerdotales

Al final de la homilía, los sacerdotes renovaron sus promesas sacerdotales profesadas de forma pública hace 25 años, después de ello Mons. Mario Moronta y su Obispo auxiliar Mons. Juan Alberto Ayala, besaron las manos de cada uno de los sacerdotes como recuerdo de aquel momento de la consagración.

Por su parte, el Pbro. Balza en sus palabras describió este momento histórico como un acontecimiento de la gracia de Dios, asimismo recordó a los fallecido Mons. Marco Tulio Ramírez Roa y a los sacerdotes José Luis Jaimes y Jesús Manuel Pernía, pidiendo a Dios el descanso y la recompensa eterna para ellos. 

Envío de experiencia de caridad y servicio

En esta misma ceremonía, tuvo lugar el envío de los seminaristas de la casa de formación San Juan Pablo II a la experiencia de caridad y servicio como lo contempla el proyecto Educativo del Seminario Santo Tomás de Aquino. estos jóvenes son enviados a realizar este servicio en una humildad y sencillez que deben distinguirles en medio de los enfermos y ancianos que ayudarán durante estos días y en su vida sacerdotal.

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de San Cristóbal
16 de marzo de 2022

Comentarios