Consistorio de la Iglesia: La reunión solemne del Colegio Cardenalicio

27
Nov
2020

Caracas.- El 28 de noviembre de 2020, tendrá lugar el consistorio al que ha convocado al Papa, en el que se llevará a cabo la creación de 13 nuevos cardenales, una ceremonia que se celebrará, aplicando las debidas medidas de seguridad, en la Basílica de San Pedro.

Un consistorio, en la Iglesia católica, se trata de la reunión solemne del Colegio Cardenalicio convocada por el Papa, a fin de ayudarle en el gobierno eclesiástico. En los consistorios, tiene lugar la creación de nuevos cardenales.

El término proviene del latín ‘consistorium’, que significa lugar de reunión, que a su vez proviende ‘consistere’, que significa estar juntos. Son una oportunidad para que el Papa, en comunión con los cardenales de la Iglesia y de manera colegiada, tome decisiones para orientar la acción de la Iglesia.

Existen dos tipos de consistorios; el ordinario, en el que se convoca al menos a los cardenales para la consulta de situaciones de gran importancia o realizar actos solemnes, como la creación de nuevos cardenales; y el extraordinario, cuando se convoca a los cardenales por necesidades concretas o asuntos sumamente graves, en cuyo caso se realizan de forma privada. En el Código de Derecho Canónico, canon 353, se explica que “sólo el Consistorio ordinario en el que se celebran ciertas solemnidades, puede ser público, es decir, cuando además de los cardenales son admitidos prelados, representantes diplomáticos de las sociedades civiles y otros invitados al acto”.

El título cardenalicio corresponde al más alto rango de la Iglesia o título honorífico que puede conceder el Sumo Pontífice. De entre ellos, es elegido en cónclave el nuevo Papa en caso de que exista Sede Vacante, ya sea por fallecimiento o renuncia del anterior. Los cardenales, como colabores inmediatos del Papa, le asisten tanto colegialmente cuando son convocados en consistorios, como personalmente, a través de sus distintos oficios. Los Cardenales son creados en los consistorios, según sean nombrados por el Sumo Pontífice, y son elegidos de entre los Obispos de todos los países del mundo.

La palabra cardenal proviene del latín “cardinis”, que significa bisagra, e implica que los cardenales son las ‘bisagras’ que ayudan al Sumo Pontífice, como sus puntos de apoyo fundamentales.

Prensa CEV
27 de noviembre de 2020

Dejenos su comentario