Caritas Internationalis: evitar el riesgo de una crisis alimentaria sin precedentes

30
May
2022

Vaticano. –En el Día Mundial del Hambre, la confederación internacional fundada en 1951 a instancias del Papa Pío XII recuerda que unos 276 millones de personas sufren inseguridad alimentaria aguda

El dramático aumento del hambre debido a la crisis climática, el impacto del COVID-19 y las consecuencias de la guerra en Ucrania en el mundo, especialmente en lo que respecta a la inseguridad alimentaria. Son algunas de las cuestiones críticas señaladas en el Día Mundial del Hambre por Caritas Internationalis, que pide a los gobiernos y a las principales partes interesadas que se comprometan a todos los niveles.

El hambre y el escenario mundial


En todo el mundo, recuerda Cáritas Internationalis en un comunicado, unos 276 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria aguda. En las regiones del Sahel y el Cuerno de África, millones de personas se enfrentan a la sequía y el hambre. Se calcula que entre 15 y 16 millones de personas en Etiopía, Kenia y Somalia necesitan ayuda alimentaria inmediata debido a la sequía. En Venezuela, donde la desnutrición infantil aumentó al 26% durante la pandemia de Covid-19, 9,3 millones de personas sufren inseguridad alimentaria y el 96% de la población vive en la pobreza, con menos de 3 dólares al día. En Siria, se calcula que más del 55% de la población sufre inseguridad alimentaria. El número de niños sirios desnutridos -más de 6,5 millones- ha aumentado un 7% sólo en el último año.


El compromiso de Cáritas


La Confederación Caritas apoya una serie de programas e iniciativas comunitarias en todo el mundo para hacer frente a los múltiples factores que causan el hambre, como la pobreza, la inestabilidad sociopolítica, la guerra, el acceso a oportunidades de trabajo decente, la injusticia y el cambio climático. Las Cáritas locales y nacionales han trabajado en la formación de los agricultores en agroecología. Por ejemplo, en Burkina Faso, para ayudar a los más de 2,2 millones de personas que han pasado hambre debido al conflicto y a las condiciones climáticas extremas, Cáritas ha proporcionado alimentos y acceso a servicios sociales y económicos. La Cáritas local también facilitó el acceso a la información y los servicios a los pequeños agricultores para mejorar la producción y el procesamiento de productos sostenibles y alimentos nutritivos. En los campamentos rohingya de Bangladesh, Cáritas organizó y apoyó varias iniciativas de microfinanciación.

Nos enfrentamos al escándalo mundial de personas que siguen pasando hambre. No podemos dar la espalda y fingir que esto no existe. La comida disponible en el mundo sería suficiente para alimentar a todos. (Papa Francisco)

Se necesitan soluciones sostenibles


«Para evitar el riesgo inminente de una crisis alimentaria mundial sin precedentes, se necesitan urgentemente soluciones sostenibles a largo plazo y voluntad y determinación políticas, que aborden las raíces de nuestro injusto sistema alimentario que desencadena el hambre», afirma el Secretario General de Caritas Internationalis, Aloysius John. El Secretario General también subraya el papel central que pueden desempeñar las comunidades locales en la creación de cambios y la superación de los problemas de seguridad alimentaria y hambre en el mundo. «Un mundo sin hambre», añade, «es posible si se motiva y anima a las personas a convertirse en actores activos de la producción de alimentos».


El escándalo del hambre


En la encíclica Fratelli tutti el Papa Francisco señala que «millones de personas sufren y mueren de hambre. Por otro lado, se desechan toneladas de alimentos. Esto constituye un verdadero escándalo. El hambre es criminal, la alimentación es un derecho inalienable».

Recordando estas palabras, con motivo de este día internacional, Caritas Internationalis exhorta a los líderes mundiales y a los responsables políticos a que asignen más fondos para programas que fortalezcan la resiliencia a largo plazo de las comunidades para hacer frente a los diversos factores que causan el hambre, como los conflictos, la degradación del medio ambiente y los sistemas de mala gobernanza. Y también para reforzar el diálogo político inclusivo y la transparencia sobre las causas estructurales del hambre. Esta respuesta debe coordinarse para proporcionar asistencia a los sistemas estructurales locales.

Prensa CEV
Nota de prensa de Vatican News
30 de mayo de 2022

Comentarios

Dejenos su comentario