Ayuda a la Iglesia que Sufre presenta campaña por víctimas de explosión en Beirut

28
Ago
2020

Por nuestros héroes necesitados en Beirut” es el nombre de la campaña presentada por la organización Ayuda a la Iglesia que Sufre en Colombia con el fin de sensibilizar a los creyentes sobre la necesidad de ayudar a las víctimas de la explosión ocurrida en Beirut el pasado 4 de agosto.

La campaña programada hasta el próximo 31 de agosto recibirá donaciones a través de diferentes entidades bancarias y así recaudar fondos para unirse al proyecto de ACN Internacional que está en marcha y ha permitido entregar canastas de comida a 5.880 familias víctimas de la explosión.

En la presentación de la campaña estuvieron presentes el Exarca Maronita para Colombia, Monseñor Fadi Bou Chebl, la jefe de prensa de ACN Internacional, María Lozano y la directora Ejecutiva de ACN Colombia, María Inés Espinosa Calle.

En su intervención Monseñor Fadi Bou Chebl, compartió el dolor que viven miles de familias en Beirut que sufren el duelo por la desaparición de sus familiares y la pérdida de su hogar. Igualmente explicó que El Líbano es el único país de oriente medio con una amplia presencia de cristianos y constituye un ejemplo de convivencia pacífica y respeto entre las diferentes confesiones religiosas que allí residen. Como en el resto del mundo el 2020 llegó con la tensión provocada por el COVID-19, a lo que ahora se suman las pérdidas humanas y materiales causadas por la explosión.

La Fundación pontificia internacional ACN “Aid to the Church in Need”, viene trabajando con numerosos socios de proyectos en el Líbano dirigidos a la atención pastoral y la ayuda a refugiados. Al conocer la magnitud de la tragedia la organización puso a disposición 250.000 euros para atender a las familias afectadas.

Dentro de los objetivos està la reconstrucción  del barrio cristiano de Beirut, gravemente dañado por la explosión.
Beirut se encuentra sumida en una grave crisis. Apenas hay electricidad y en algunas partes tampoco hay teléfono ni Internet. Unas 90.000 casas han quedado destruidas o dañadas. La ayuda internacional se estima en unos 297 millones de dólares que si bien ayuda a la situación resultan insuficientes para todo lo que se precisa esta reconstrucción.

Prensa CEV
Nota de prensa CELAM
28 de agosto de 2020

Comentarios