Ángelus del Papa: Nuestra historia está firmemente en manos de Dios

08
Ago
2022

Vaticano.- En su reflexión sobre el Evangelio de este domingo, propone las dos claves para superar los miedos y la tentación de una vida pasiva: No temer y estar preparados, atentos a los demás, disponibles para escuchar y acoger, porque, también en las situaciones en las que no lo esperamos, el Señor viene.

El Papa Francisco introdujo el rezo mariano del Ángelus con una reflexión sobre las “dos palabras -clave” que propone el Evangelio de este domingo “para derrotar los miedos que a veces nos paralizan y para superar la tentación de una vida pasiva, adormecida”. Desde la ventana de su estudio y ante una Plaza de San Pedro repleta de fieles y peregrinos, el Pontífice retomó las palabras de Jesús a sus discípulos en las que los tranquiliza para aplacar sus miedos y los exhorta a estar alerta: la primera es “no temas, pequeño rebaño” (Lc 12,32); la segunda «” estén preparados” (v. 35).

No temer

El Santo Padre recuerda que Jesús al hablar a sus discípulos del cuidado amoroso del Padre los conmina a no afanarse y agitarse. “Nuestra historia está firmemente en las manos de Dios” afirma el Papa, y es por ellos que Jesús nos alienta a no temer:

“A veces, en efecto, nos sentimos presos de un sentimiento de desconfianza y de angustia: es el miedo a no lograrlo, a no ser reconocidos y amados, a no conseguir realizar nuestros proyectos, a no ser nunca felices…Y entonces nos afanamos buscando soluciones, para encontrar algún espacio en el que emerger, para acumular bienes y riquezas, para obtener seguridades; y terminamos viviendo en la ansiedad y en la preocupación constante”.

En cambio, asegura Francisco, Jesús nos tranquiliza y nos pide no temer, confiar en el Padre que ya nos ha donado a su Hijo, su Reino y siempre nos acompaña con su providencia.

“Pero saber que el Señor nos cuida con amor, no nos autoriza a dormir, a ¡dejarnos llevar por la pereza! Al contrario, debemos estar despiertos, vigilantes. En efecto, amar significa estar atento a los demás, darse cuenta de sus necesidades, estar disponibles para escuchar y acoger, estar preparados”.

Estar preparados

La segunda invitación de Jesús en el Evangelio es a estar preparados asegura el Obispo de Roma y recuerda unas palabras de San Agustín: «Tengo miedo de que el Señor pase y yo no me dé cuenta». De estar dormido y no notar que el Señor pasa.

“Es necesario estar despiertos, no dormirse, es decir, no estar distraídos, no ceder a la pereza interior, porque, también en las situaciones en las que no lo esperamos, el Señor viene”.

Francisco advierte que Dios “al final de nuestra vida nos pedirá cuentas de los bienes que nos ha encomendado”. Se trata también de “ser responsables, custodiar y administrar esos bienes con fidelidad”, desde nuestras familias o la fe, hasta nuestra ciudad y la Creación. De allí la exhortación de Francisco a preguntarnos si cuidamos ese patrimonio que el Señor nos ha dejado, si lo custodiamos o lo usamos con egoísmo o por conveniencia.

“Hermanos y hermanas -concluyó el Papa – caminemos sin miedo, en la certeza de que el Señor nos acompaña siempre. Y estemos despiertos, para que no nos durmamos mientras el Señor pasa”.

Francisco: La salida de los barcos de Ucrania son un signo de esperanza

Al final del rezo del Ángelus el Papa se congratuló con los jóvenes que participaron en la Peregrinación Juvenil Europea en Santiago de Compostela. También expresó su dolor por los peregrinos polacos fallecidos en un accidente cuando se dirigían a Medjugorje

 “Deseo saludar con satisfacción la salida de los primeros barcos cargados de trigo de los puertos de Ucrania” Estas son las primeras palabras pronunciadas por el Papa tras el rezo de Ángelus. Esta vez, sin embargo, la guerra en Ucrania y sus consecuencias no fueron motivo de condena o dolor sino más bien de esperanza por los resultados obtenidos tras el importante acuerdo firmado el 22 de julio en Estambul por Moscú y Kiev, con la mediación de Turquía y las Naciones Unidas, que ha permitido hasta ahora la salida de buques de carga de los puertos ucranianos.

“Este paso demuestra que es posible dialogar y lograr resultados concretos que beneficien a todos. Por lo tanto, este acontecimiento es también un signo de esperanza, y espero sinceramente que, siguiendo este camino, podamos poner fin a los combates y llegar a una paz justa y duradera”.

Drama en Croacia

Francisco expresó también su profundo dolor por el trágico accidente ocurrido en Croacia.

“Me enteré con dolor de la noticia del accidente de coche ocurrido ayer por la mañana en Croacia: algunos peregrinos polacos que se dirigían a Medjugorje perdieron la vida y otros resultaron heridos. Que la Virgen interceda por todos ellos y por sus familias”.

Unas doce personas perdieron la vida y 31 resultaron heridas -algunas se encuentran en estado crítico- en el accidente de un autobús con peregrinos polacos a unos 40 kilómetros al nordeste de Zagreb. El accidente ocurrió a las 05.40 hora local de ayer, sábado 6 de agosto, cuando el autobús se salió de la carretera por razones desconocidas y cayó en un canal.Según las autoridades croatas, en el autobús viajaban un grupo de peregrinos que habían partido desde una localidad cercana a Varsovia y se dirigía a visitar el santuario mariano de Medjugorje, en el sur de Bosnia-Herzegovina.

Los jóvenes en Santiago de Compostela

Un saludo especial dirigió el Pontífice a los cerca de 12.000 peregrinos que participaron, hasta este domingo, en la Peregrinación europea juvenil en Santiago de Compostela.  

“Hoy es el día culminante de la Peregrinación Juvenil Europea a Santiago de Compostela, aplazada desde el Año Santo pasado. Con alegría bendigo de corazón a cada uno de los jóvenes que han participado, y también bendigo a todos los que han trabajado para organizar y acompañar este evento”.

Desde el pasado 2 de agosto, jóvenes europeos han inundado las calles de la ciudad del Apóstol. Espacios de oración, de reconciliación y discernimiento vocacional han animado las jornadas, así como las celebraciones eucarísticas y espectáculos musicales multitudinarios.

“Que su vida sea siempre un camino, un camino con Jesucristo, un camino hacia Dios y hacia sus hermanos, un camino en el servicio y la alegría”, expresó el Santo Padre.

Prensa CEV
Nota de prensa de Vatican News
08 de agosto de 2022

Comentarios

Dejenos su comentario