311 años de la aparición de Nuestra Señora de Belén

26
Nov
2020

Caracas.- Cada 26 de noviembre, la Diócesis de Maracay celebra a su patrona Nuestra Señora de Belén.

Su aparición ocurrió la mañana del 26 de noviembre de 1709, en un pueblo de Aragua llamado San Mateo cuando el indígena Tomás José Purino ajaba el tronco de un árbol. Ocurrió entonces algo peculiar; cada vez que golpeaba con el hacha, el suelo se movía y se levantaba la tierra. Pudiera haberlo interpretado como efecto de la fuerza del golpe, sin embargo la tierra se levantaba formando una prominencia, que en el centro formaba un hoyo. Llamó entonces a su esposa Inés con apuro y emoción, y ella acudió rápidamente.

Al instante, los esposos vieron cómo del agujero de la prominencia de tierra, surgía hasta quedar encima, una pequeña imagen del tamaño de una moneda de vellón. Al acercarse, se percataron de que la imagen representaba a María Santísima sentada, con la luna bajo sus pies, y sosteniendo entre sus brazos al Divino Niño. Inés busca entonces un pañuelo, con el que Tomás, rodilla en tierra, toma la sagrada imagen, que luego tendría en un altar en su casa, entre luces y flores.

El suceso se divulgó rápidamente, y ante tal milagro, la devoción a María Santísima creció en todo el pueblo. La imagen recibió el nombre de “Nuestra Señora de Belén”, por su similitud con una advocación del mismo nombre proveniente de España. El 31 de enero de 1965, tuvo lugar la Coronación Canónica de la Virgen de Belén, luego de la solicitud realizada por Mons. José Alí Lebrún y Mons. Feliciano González, primer y segundo Obispo de Maracay respectivamente, en 1962. En 2004, fue nombrada patrona de Aragua y cuarto símbolo de la entidad, por decreto del gobierno regional.

Prensa CEV
26 de noviembre de 2020